El Gobierno brasileño anunció este lunes que le concederá visa temporal y autorización para residir en el país a los llamados “nómadas digitales”, como se conocen a las personas que se establecen en un país pero que trabajan de forma remota para empresas de otra nación.

La medida por la que se reglamenta la concesión de este tipo de visa fue publicada este lunes por el Consejo Nacional de Inmigración, vinculado al Ministerio de Justicia y Seguridad Pública, informó esta cartera en un comunicado.

La iniciativa busca facilitarle la estadía en Brasil a extranjeros que tengan contratos de trabajo para empresas de otros países y puedan realizar sus actividades de forma remota, pero que quieran hacerlo desde territorio brasileño por cualquier motivo, bien sea turístico o hasta sentimental.

Ecuador quiere ser el primer país de Sudamérica en expedir visas para nómadas digitales

El beneficiario no puede tener ningún tipo de contrato ni vínculo de empleo con empresas de Brasil y tiene que demostrar que, mediante tecnologías de información como internet, puede realizar de forma remota sus actividades laborales para la empresa extranjera para la que trabaja, según la resolución del Consejo Nacional de Inmigración.

Publicidad

La medida publicada en el Diario Oficial establece que los extranjeros interesados en este tipo de visa podrán obtener la residencia por un plazo inicial de un año, que puede ser renovado por igual período seguidamente.

El secretario nacional de Justicia del Ministerio de Justicia, José Vicente Santini, explicó que la medida busca atender una tendencia mundial de empleo y al mismo tiempo contribuye al turismo y al ingreso de renta a Brasil.

“La remuneración de los nómadas digitales proviene del exterior y los recursos traídos por esos inmigrantes mueven la economía nacional”, afirmó Santini, que también es presidente del Consejo Nacional de Inmigración.

“Este es un paso importante pera que Brasil promueva uno de los modelos más modernos de trabajo”, agregó el funcionario al referirse a los empleos que pueden ser ejercidos de forma remota desde cualquier lugar del mundo.

Para comprobar su condición de nómada digital, el inmigrante necesita demostrar su capacidad de trabajar de forma remota para una empresa con sede en el exterior, presentar el respectivo contrato de trabajo y tener una renta mensual igual o superior a 1.500 dólares o una reserva bancaria de al menos 18.000 dólares, según la resolución publicada.