Los bomberos griegos continuaban el jueves su lucha contra las llamas en plena ola de calor en el país, con dos incendios preocupantes en Olimpia (suroeste) y la isla de Eubea (este), donde los bosques de pinos provocan impresionantes llamaradas.

En Kourkouloi, uno de los 18 pueblos de Eubea que fueron evacuados como medida de precaución, espesas nubes de humo amarillo cubrían por completo la cima de la montaña mientras los aviones y helicópteros contraincendios se afanaban por sofocar las llamas, constató un equipo de la AFP.

Grecia lucha desde hace una semana contra decenas de incendios en la “peor ola de calor” en más de tres décadas, según su primer ministro Kyriakos Mitsotakis, con temperaturas entre los 40 y los 45 grados Celsius.

“Estamos haciendo un esfuerzo titánico en varios frentes”, resumió el miércoles el viceministro griego de Protección Civil, Nikos Hardalias.

Publicidad

En el extrarradio de Atenas, el incendio que se declaró el martes seguía el jueves ocupando a los bomberos, después de destruir 1.250 hectáreas de bosque de pinos. Dos pueblos fueron desalojados el jueves después de que se reavivara violentamiente uno de los focos, según la televisión pública ERT.

Como el martes, las oscuras nubes de humo se extendían el jueves sobre la capital griega, causando una degradación importante de la calidad del aire, según el Observatorio Nacional de Atenas.

El jueves se abrió una investigación preliminar para determinar el origen de este incendio a los pies del monte Parnés, después de que se publicasen testimonios que afirman que habría partido de la explosión de una instalación de la compañía pública de electricidad.

Proteger Olimpia

Se desplegaron importantes fuerzas cerca del pueblo de la antigua Olimpia para proteger los restos arqueológicos del lugar donde se celebraron los primeros Juegos Olímpicos de la Antigüedad, en el oeste de la península del Peloponeso.

Según la agencia de prensa griega ANA, dos vecinos y dos bomberos habrían resultado heridos.

Tras haber quemado una veintena de casas, “el frente del fuego se dirige ahora hacia la zona de Lala”, un sector montañoso forestal, al noreste del sitio arqueológico, declaró el jueves el prefecto Nektarios Farmakis a la agencia griega ANA.

Publicidad

El primer ministro Kyriakos Mitsotakis, desplazado al lugar el jueves, declaró la “necesidad de hacer estudios” para “evitar nuevas catástrofes”.

“Si alguien se pregunta todavía si el cambio climático es real, que vengan a ver la intensidad de este fenómeno”, afirmó Mitsotakis.

El pueblo de la antigua Olimpia, normalmente lleno de turistas en esta época del año, 18 localidades cercanas y una colonia de vacaciones, fueron evacuadas.

Más de 170 bomberos, unos cincuenta vehículos y seis helicópteros e hidroaviones combatían las llamas el jueves, ayudados por el ejército.

Incendio descontrolado en Eubea

Un despliegue similar se llevó a cabo en la inmensa isla de Eubea, a unos 200 km al este de Atenas, para intentar controlar un violento incendio que se declaró el martes en un terreno montañoso y arbolado.

Para combatir las llamas, cerca de 500 militares auxiliados por unos cuarenta aviones y helicópteros están de camino, según el jefe de las fuerzas armadas griegas, Konstantinos Floros.

Junto a Chipre y Suecia, Francia anunció el envío de 40 bomberos y ocho toneladas de material.

Cientos de casas y más de 25.000 hectáreas de pino ardieron, según las primeras estimaciones.

Según Giannis Tsapourniotis, alcalde de Mantoudi, un pueblo de Eubea, el incendio es muy virulento y avanza por cuatro frentes, uno de los cuáles está descontrolado al oeste del monasterio de San David, evacuado el miércoles por la fuerza.

La fuerza del viento y a falta de visibilidad el jueves dificultaba las labores de extinción de los medios aéreos.

Los bomberos indicaron el jueves que intervenían en 92 focos en Grecia, cuando el miércoles eran 118, según el viceministro griego de Protección Civil, Nikos Hardalias.

“Luchamos en todos los frentes durante todo el día. Las condiciones son difíciles, muy poco habituales”, anunció el ministro de Protección Civil Michalis Chrisochoidis a la televisión pública ERT.

Otro incendio seguía activo en Mesenia, en el sur de la península del Peloponeso (sureste), donde seis comunas fueron evacuadas por precaución, según los bomberos. (I)