Al menos tres personas fallecieron esta madrugada en la provincia turca de Antalya, una de las más turísticas del país, a causa de un incendio sin control que se extiende por la zona desde el miércoles.

"El incendio en la ciudad de Manavgat (provincia de Antalya) está bajo control, pero hay otro ahora mismo en el distrito de Akseki desde anoche", explicó a los medios el Ministro de Agricultura turco, Bekir Pakdemirli.

Junto a los fallecidos, entre los que hay un hombre de 82 años que se quedó encerrado en su casa, se han localizado otras 10 personas en la presa de Oymapinar que precisan ser evacuados.

"Las ambulancias y los equipos de AFAD (Autoridad de Gestión de Desastres y Emergencias) están de camino. Tratarán de evacuarlos", afirmó Pakdemirli.

Los fuegos, cuyo origen sigue sin ser identificado, comenzaron el miércoles, han arrasado decenas de hectáreas de bosques y han obligado a evacuar varias áreas residenciales.

En un principio, los incendios estaban localizados en el distrito de Manavgat, pero con el paso de las horas se fueron expandiendo, pese a los esfuerzos por detenerlos, a otras regiones.

Las autoridades han desplegado a más de 1.800 efectivos, tres aviones, 29 helicópteros y 458 camiones cisterna para controlar los 10 fuegos que todavía siguen activos en la región.

Una espesa nube de humo oscuro se desplazó sobre un complejo hotelero durante un incendio forestal masivo que envolvió una región turística mediterránea en la costa sur de Turquía cerca de la ciudad de Manavgat. A más de los fallecidos, se cuentan unos 100 heridos mientras los bomberos luchan contra incendios que envuelven esta región turística del Mediterráneo en la costa sur de Turquía.

Las autoridades también iniciaron una investigación sobre las sospechas de que los incendios que estallaron el miércoles en cuatro lugares al este del punto turístico de Antalya fueron el resultado de un incendio provocado. (I)