Al menos seis personas murieron y 17 resultaron heridas el sábado por misiles rusos caídos en un depósito de correos en la región de Járkov, en el noreste de Ucrania, indicaron responsables locales.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, compartió en redes sociales un video de lo que parece un almacén gravemente dañado al lado de numerosos escombros y un contenedor con el logo del operador de correos ucraniano Nova Pochta.

Las personas muertas y las heridas por el ataque “eran empleados de la empresa que se encuentra en el interior de la terminal de Nova Pochta”, dijo el gobernador de la región de Járkov, Oleg Sinegubov.

Publicidad

“Las víctimas, con edades de 19 a 42 años, resultaron heridas por la metralla y la explosión”, agregó.

En total se registran 17 heridos, según la fiscalía de la región de Járkov.

Sinegubov dijo que algunos de ellos estaban hospitalizados.

Publicidad

“Los médicos luchan por sus vidas”, afirmó.

Según la oficina del fiscal regional, las fuerzas rusas apostadas en la región de Bélgorod, limítrofe con Ucrania, dispararon misiles S-300 y dos de ellos impactaron en el depósito.

Publicidad

“El análisis de los escombros continúa en el lugar con el fin de establecer el número exacto de heridos y muertos”, dijo el portavoz de esta oficina, Dmitro Chubenko, al medio público Suspilne.

En el este de Ucrania, el fiscal general anunció este domingo que dos bombardeos mataron a dos personas en el distrito de Bajmut.

Y un poco más al sur, en Avdiivka, una localidad industrial disputada por las tropas rusas y ucranianas, las fuerzas de Kiev mantienen sus posiciones “protegidas”, dijo Zelenski este domingo en su mensaje diario.

Aún así, el mandatario consideró que la situación en esa zona es “difícil” a causa de los “numerosos ataques” de los rusos.

Publicidad

En las últimas semanas, esa ciudad ha sido atacada varias veces por los rusos, que quieren rodearla.

El ejército ucraniano también indicó que destruyó un misil guiado y tres drones lanzados por los rusos; y Rusia afirmó haber derribado tres misiles ucranianos lanzados contra la península de Crimea, anexionada por Moscú en 2014.

Desde hace varias semanas, Ucrania intenta orientar sus operaciones a esta zona estratégica para Rusia, ya que es una posición que le permite abastecer a sus tropas en el sur de Ucrania y para lanzar ataques con misiles desde el mar. (I)