Los incendios forestales que se intensificaron este miércoles por la ola de calor en el este de Argelia han causado la muerte de al menos 37 personas, según el último balance de Protección civil.

Al menos 30 personas murieron en la wilaya (provincia) oriental de El Tarf, la más afectada, y se contabilizaron un total de 128 incendios en 21 gobernaciones del país, que dejaron más de 160 personas heridas, varias de ellas en estado grave.

Argelia registró el pasado verano casi un centenar de fallecidos por los incendios forestales, en su año más mortífero.

La temperatura alta, incendios y sequías se extienden en Europa

El fuego destruyó 14.000 hectáreas de bosque en El Tarf y alcanzó once municipios de esta devastada provincia, donde este jueves se trasladó el primer ministro argelino, Aimen Benabderrahmane, que anunció ayudas para las familias afectadas.

Publicidad

La Gendarmería Nacional informó hoy de que ocho personas murieron este miércoles cuando las llamas alcanzaron un autobús de pasajeros, en la carretera entre El Kala con Annaba.

EFE/EPA Foto: STR

En la wilaya nororiental de Souk Ahras, Protección Civil informó de la muerte de cinco miembros de una misma familia y de otros dos fallecidos en la provincia de Setif, una mujer de 58 años y su hija de 31 años, que sucumbieron este jueves a las quemaduras.

El Alto Mando del Ejército desplegó helicópteros hoy en apoyo a los equipos de extinción y evacuación, con 280 camiones cisterna y y 1.700 agentes de Protección Civil.

El pasado verano, al menos 90 personas perdieron la vida en los incendios forestales en Argelia, 33 de ellas militares, que participaban en las operaciones de extinción y rescate. (I)