La justicia federal de Estados Unidos anunció el miércoles que inculpó a cuatro agentes de inteligencia chinos en Pekín y a un ciudadano estadounidense por un esquema de espionaje para recabar información en su territorio sobre activistas opositores e importantes críticos del gobierno comunista de China.

Los cinco habrían conspirado para callar a disidentes chinos, activistas prodemocracia y líderes de derechos humanos, dijeron fiscales de Nueva York en un comunicado emitido por los fiscales federales del distrito de Brooklyn, Breon Peace y Matthew Olsen.

Estados Unidos retoma operaciones en embajada de Kiev

Peace y Olsen subrayaron en la nota que han “expuesto y contrarrestado una operación de la República Popular China (RPC) que amenaza la seguridad y la libertad de los ciudadanos chinos que residen en Estados Unidos debido a sus creencias prodemocráticas”.

“No toleraremos ningún intento de la RPC o de ningún régimen autoritario de exportar ninguna práctica represiva a nuestro país”, advirtió el fiscal adjunto Olsen.

Publicidad

El ciudadano estadounidense, Shujun Wang, de 73 años, un prominente académico nacido en China que vive en Nueva York, fue arrestado en marzo bajo sospecha de actuar como agente del gobierno chino.

La imputación, fechada el martes, lo acusa de usar una organización considerada crítica con el régimen chino que fundó en Nueva York para “recopilar de forma encubierta información sobre destacados activistas y líderes de derechos humanos” que reclaman la apertura a la democracia en su país.

Se sospecha que Shujun Wang pasaba la información recopilada mediante mensajes cifrados y correos electrónicos a cuatro agentes de Pekín.

Los fiscales federales señalan que el hombre les entregó información a “gestores” dentro del Ministerio de Seguridad del Estado de China en Pekín: Feng He, Jie Ji, Ming Li y Keqing Lu. Estos cuatro funcionarios chinos también fueron acusados de espionaje en su ausencia.

Publicidad

Los agentes ordenaron a Wang que atacara a activistas prodemocracia de Hong Kong, defensores de la independencia de Taiwán y activistas de las minorías uigures y de opositores tibetanos, según los fiscales de Brooklyn.

Wang se enfrenta a más de 20 años en prisión si es condenado y los cuatro presuntos cómplices siguen prófugos.

Fue arrestado el 17 de marzo cuando el fiscal federal para el Distrito Este de Nueva York, Breon Peace, anunció cargos dentro de tres casos separados.

En uno, el agente del MSS Lin Qiming, de 59 años, fue acusado de conspiración. En otro, Fan “Frank” Liu, de 62 años, y Matthew Ziburis, de 49, ambos originarios de Nueva York; y Qiang “Jason” Sun, chino de 40 años, fueron acusados de conspirar para actuar como agentes del gobierno chino. (I)