Este lunes, el Equipo Especial de Fiscales contra la Corrupción del Poder y la División de Investigación de delitos de Alta Complejidad (Diviac) de la Policía Nacional comenzó un operativo con allanamiento de viviendas y oficinas de asesores y ex asesores de la fiscal general Patricia Benavides.

Se trata de una investigación que involucra a Benavides, quien habría influenciado la remoción de la Junta Nacional de Justicia así como la designación del defensor del Pueblo. La operación se denominó Valquiria V.

Debido a esto la sede del Ministerio Público fue intervenida.

Publicidad

‘Mamut’, el lugarteniente del ‘Niño Guerrero’ que mantiene el poder siniestro del Tren de Aragua en Perú

El equipo especial arrestó a Jaime Villanueva Barreto, quien se “habría encargado de instrumentalizar ‘el poder constitucional del monopolio de la persecución penal para beneficio propio’”.

También forman parte del supuesto caso de corrupción otro asesor de Benavides, Miguel Ángel Girao Isidro, así como el coordinador parlamentario Abel Hurtado Espinoza, quienes son señalados de integrar esta presunta red criminal.

Los asesores son acusados de integrar una presunta organización “enquistada en la alta dirección del Ministerio Público” que buscaba influir “ilícitamente en decisiones de congresistas” para la destitución de los titulares de la Junta Nacional de Justicia (JNJ), la designación del actual defensor del pueblo, Josúe Gutiérrez, y la inhabilitación de la ex Fiscal de la Nación Zoraida Ávalos “para fines ilícitos”.

Publicidad

Esto trajo consigo que Benavides reaccione y destituyó a Marita Barreto, una de las fiscales con mayor prestigio en Perú.

Los documentos de la Fiscalía que recoge el cese, difundido por varios medios, muestran que también dio por concluido el trabajo del asesor Jaime Villanueva Barreto.

Publicidad

Esto trajo consigo la reacción del ministro de Justicia y Derechos Humanos, Eduardo Arana, quien se mostró “sorprendido y preocupado” por la situación.

“Hemos amanecido con una noticia que realmente es sorprendente, nos preocupa mucho la institucionalidad y así como defendemos la institucionalidad de todo organismo constitucionalmente autónomo, también defendemos y consideramos que es importante la autonomía y que no se debe politizar ningún acto”, declaró Arana en el canal estatal TV Perú.

El ministro remarcó que “no se debe llegar a extremos de considerar que esto puede tener un manejo político”, por lo que exhortó a dejar que la fiscal Marita Barreto, coordinadora del equipo especial de fiscales anticorrupción, se mantenga al frente del trabajo de investigación abierto, en principio, contra los principales asesores de la fiscal general.

“Dejemos que la fiscal Marita Barreto, a quien consideramos una fiscal ejemplar y proba, ha iniciado unas investigaciones y que ella culmine las mismas. Es muy preocupante que esta noticia tenga un asidero”, remarcó.

Publicidad

La presidenta de Perú, Dina Boluarte, reiteró que su Gobierno realiza una “lucha frontal contra la corrupción”, aunque evitó mencionar de manera directa la crisis desatada este lunes en el Ministerio Público.

Durante la inauguración de la X Conferencia Anual Internacional por la Integridad (CAII-2023), Boluarte dijo que “por años la corrupción ha debilitado las instituciones y truncado la esperanza y los sueños de desarrollo de millones de peruanos, en especial de nuestros compatriotas más vulnerables”.

Agregó que, por ese motivo, su Gobierno “tiene la clara misión de trabajar para los 33 millones de peruanos con honestidad, transparencia y en esa lucha frontal contra la corrupción”.

“Lidero un Gobierno de hechos y no de palabras, cumplimos nuestros compromisos y la lucha anticorrupción es uno de ellos”, remarcó antes de recordar que el próximo 7 de diciembre cumplirá un año de gestión y no existen miembros de su Gobierno “investigados por temas anticorrupción”.

Boluarte también sostuvo que “la lucha anticorrupción no tiene por qué ser reactiva” y que por ese motivo su gestión apuesta “a fortalecer el modelo de integridad”.

“Estamos frente a una política pública de mediano y largo plazo que debemos sostener”, dijo.

Aunque la gobernante no mencionó directamente la crisis que se ha desatado en el Ministerio Público, al culminar su discurso señaló que “si hay algo que investigar que se investigue y se haga de manera célere”.

“Somos un Gobierno con las manos limpias y seguiremos luchando seriamente contra la corrupción que tanto daño nos ha hecho durante décadas”, concluyó. (I)