El hecho ocurrió hace casi dos años en Colta (Chimborazo), precisamente el 1 de junio de 2022. Íngrid Adriana S. N. se contactó con un ciudadano supuestamente a través de la red social Facebook. Su intención: que la víctima le transfiera dinero y así ocurrió.

Según la Fiscalía, a través de ese medio, se hizo pasar por un familiar del hombre. Le dijo que había enviado una maleta con mercadería valorada en 24.400 dólares, mediante una empresa de transporte de carga.

Y que, previamente, debía pagar 4.880 dólares, dinero que la víctima depositó en una cuenta bancaria a nombre de Íngrid.

Publicidad

Luego de darse cuenta de que fue víctima de una estafa, el afectado presentó la denuncia. Iniciaron las investigaciones para la ubicación de la mujer y su posterior procesamiento penal, dijo Fiscalía.

Ingresó a un grupo de Facebook y pagó 200 dólares por trámites en Argentina: de esta manera fue estafada una ciudadana que reside en Ecuador

El fiscal del caso presentó como pruebas ante el Tribunal: las certificaciones bancarias de las transferencias por 4.880 dólares hecha por la víctima a Íngrid Adriana S. N., movimientos bancarios de la cuenta de la procesada, en los que registra el dinero solicitado; el informe de reconocimiento del lugar de los hechos, testimonios, entre otros documentos.

Con esto, el Tribunal de Garantías Penales de Chimborazo acogió las pruebas documentales, periciales y testimoniales expuestas por la Fiscalía, y –por unanimidad– dictó sentencia de cinco años de privación de libertad para Íngrid Adriana S. N., como autora directa del delito de estafa.

Publicidad

La sentenciada deberá pagar una multa de doce salarios básicos unificados (5.400 dólares) y tendrá que devolver (firmó un acta de devolución) 4.880 dólares a favor del perjudicado.

El delito de estafa está tipificado en el artículo 186 del Código Orgánico Integral Penal (COIP), que se sanciona con pena privativa de libertad de cinco a siete años.

Publicidad

Consejos de seguridad:

  • Utilizar soluciones de seguridad en tus dispositivos: las soluciones antiphishing y antimalware en los dispositivos ayudan a detectar sitios sospechosos y a prevenir riesgos de este tipo.
  • No entregue información sensible. En el caso de entidades, ninguna responsable le solicitará datos confidenciales por correo electrónico, teléfono, o fax, por lo tanto verifique la fuente mediante una llamada o visite el sitio web de la entidad para asegurarse; tampoco llame a los números que pueden aparecer en el mensaje recibido. (I)

También te puede interesar: