Roberto no sabe lo que es tener acceso a agua potabilizada por tubería. Toda su vida ha recogido agua desde un pozo y sus vecinos hacen lo mismo. Él vive cerca del centro del cantón Olmedo, en la provincia de Manabí. Esa agua la usa para bañarse, lavar los platos, lavar la ropa y echar en el inodoro.

Así como no tiene agua potable, tampoco alcantarillado. “Sé que en otras partes de Olmedo (donde tienen agua por red pública) hay agua a unas horas. En mi caso, yo tengo mi propia agua de un pozo”, dice Roberto, quien compra el líquido en bidones para beberla y preparar la comida.

Publicidad

“El agua en Olmedo es entubada, recién esta administración que ha entrado está tratando de mejorar este servicio”, cuenta el morador.

El cantón Olmedo es el que menos agua por red pública posee a nivel nacional, es decir, el medio de abastecimiento hacia las viviendas. Registra el 19,4 %, según datos del censo 2022 del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), publicados este 2023. Además, solo tienen el 15,7 % de alcantarillado, otro problema que afecta a la comunidad.

Este Diario se contactó con la alcaldesa de Olmedo, Lourdes Guerrero, quien aseguró que al momento no puede dar declaraciones porque está en curso un proyecto sobre este tema. Sin embargo, hay una organización que realiza gestiones para mejorar en algo la calidad de vida de los ciudadanos.

Sucre Durango es coordinador principal de la confraternidad Olmedo Te Quiero Mucho y logró que el Senae les done un tanquero para abastecer a más sectores.

Publicidad

“Fue con base en un informe técnico de la parte rural y se hizo una donación de un carro cero kilómetros que la Senae tenía en su custodia por irregularidad. Fue una resolución de instituciones de control para donar a los municipios más pobres. Olmedo es el más pobre de Manabí”, dice Durango.

El tanquero que la Senae donó al cantón Olmedo. Foto: Cortesía Sucre Durango.

El representante de la agrupación afirma que el problema no tiene una solución integral para los 10.090 habitantes.

A nivel nacional hay una cobertura del 84,2 % de agua por red pública y Olmedo es el cantón con menos porcentaje, pues llega a un 19,4 %.

Cantón con menos alcantarillado, según INEC

En cuanto al alcantarillado, en todo el país hay una cobertura del 65,8 %, que implica a las casas que tienen un inodoro que descarga el agua residual, según el INEC.

El cantón que menos alcantarillado tiene es Isidro Ayora, de la provincia del Guayas. Su cobertura solo es del 0,7 %.

El alcalde de esa ciudad, Luis Vargas, aclara que cuentan con el 7 % de alcantarillado y no con la cifra del INEC: 0,07 %. “La situación de la baja cobertura se debe al presupuesto que percibe la Municipalidad, a las deudas adquiridas en anteriores administraciones”, señala la autoridad.

Vargas indica que ese 7 %, que ellos contabilizan, está en el sector n.- 3, esto es, en Narcisa de Jesús, y que las viviendas cuentan con pozo séptico.

Este cantón gestiona préstamos ante el Banco de Desarrollo del Ecuador para incrementar la cobertura de alcantarillado, que -según Vargas- esperan culminar en una cantidad no menor al 15 %.

Para Katty Coral, docente de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Aplicadas de la Universidad Internacional SEK, es preocupante el caso de Isidro Ayora y falta de priorización de proyectos de alcantarillado.

“Puede aumentar el riesgo de enfermedades, la contaminación ambiental y tener un impacto negativo en la economía local”, apunta Coral.

En tanto, Andrea Endara, máster en Globalización y Desarrollo, considera que para cubrir el 34,2 % nacional restante en alcantarillado y el 15,8 % en agua por red pública es necesario analizar y reformar los presupuestos.

“Esta labor se complica por diversas razones, una es el crecimiento desordenado de las ciudades. Por ejemplo, Guayaquil no ofrecía este servicio a diversos sectores en la periferia porque no estaban legalizados y, por lo tanto, no constaban en los catastros municipales, entonces no se podía intervenir. El segundo factor es el financiamiento. Esos servicios requieren de grandes cantidades y no todos los cantones los pueden pagar, en ese sentido, se apela a la cooperación internacional y/o alianzas público-privadas”, dice Endara.

Con esto coincide Coral, quien alerta que la planificación estratégica es crucial para evitar esas carencias.

“Se requiere tener un plan bien estructurado que identifique las áreas que necesitan mejoras, las tecnologías más adecuadas, los costos estimados y los plazos de ejecución, así como evitar la corrupción en la asignación de contratos para la construcción de estas obras, esto repercute en otro aspecto, que es disponer de constructores que implementen tecnologías modernas y eficientes en el diseño y mantenimiento de sistemas de alcantarillado, además, contar con personal capacitado y conocimientos técnicos sólidos”, argumenta Coral.

Otros cantones que tienen una mínima cobertura en alcantarillado son Salitre, con el 1,1 %, Alfredo Baquerizo Moreno con el 3 %, en Guayas; Santa Cruz, en Galápagos, tiene el 3,3 %; Muisne, en Esmeraldas, y Simón Bolívar, en Guayas, llegan al 3,5 %.

“El caso de Santa Cruz es especial, la tipología de suelo volcánico de la isla lo hace extremadamente permeable, con alto nivel freático marino y consecuentemente con una necesidad de recursos financieros, tecnológicos y humanos bastante superiores a la mayoría. La ausencia de un sistema de alcantarillado puede llevar a la contaminación de la escasa agua dulce, aumentando el riesgo de enfermedades tanto para residentes como turistas”, explica Coral.

La experta pone ejemplos de enfermedades como gastrointestinales, infecciones y otras afecciones relacionadas con la falta de higiene adecuada: “La contaminación del agua y la falta de higiene pueden llevar a problemas de salud a largo plazo. Además, los turistas buscan destinos limpios, seguros y con infraestructura adecuada. Si una isla turística carece de un sistema de alcantarillado adecuado puede afectar su reputación y disminuir la afluencia de visitantes”.

¿Cómo están Guayaquil y Quito?

Quito se ubica como la segunda ciudad, después de Rumiñahui con más cobertura en agua por red pública, es decir, al medio de abastecimiento de este líquido vital hacia las viviendas. Registra el 98,9 %. En alcantarillado también está en la misma posición, pero con el 95 %, según los datos del INEC.

Con Guayaquil sí hay una diferencia de cinco puntos con la capital. En agua por red pública tienen el 93,7 % de cobertura llegando a la posición 35. Están en el mismo porcentaje de otros cantones como Puebloviejo, en Los Ríos; Salinas, en Santa Elena; y Guano en Chimborazo.

En cuanto al alcantarillado, Guayaquil tiene el 83,5 %, ocupando la décima posición. Está después de Manta, en la provincia de Manabí con el 83,7 % y antes de Tulcán, en Carchi, con el 81,2 %.

Recolección de basura llega al 88 % en Ecuador

Foto: José Beltrán

La cobertura de la recolección de basura en el país es el 88,7 % a nivel nacional, según el censo elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

Rumiñahui (Pichincha) es la ciudad que tiene más cobertura y alcanza el 99,6 %, seguido de Manta (Manabí) con el 99,1 %; y Salinas (Santa Elena) con el 99 %.

La Libertad, también en la provincia de Santa Elena, tiene mayor servicio en la recolección de desechos con el 98,7 %. Y Machala, en El Oro, con el 98,1 %.

En contraste, hay ciudades cuya cobertura de este servicio es mínima como Taisha, en Morona Santiago, que llega al 12,9 %. Quero, en Tungurahua, y Sozoranga, en Loja, alcanzan el 31,9 % en su cobertura. (I)

También te podría interesar