Han transcurrido dos años desde que empezó la pandemia de COVID-19 y algunos ciudadanos no han podido viajar o ir a eventos como Zoila, de 44 años. Ella fue despedida en 2020 y un año después consiguió empleo en una imprenta.

Ha querido viajar para “despejar la mente”, pero las obligaciones económicas la retienen. Dice que siempre hay algo nuevo por pagar.

“Sé que este año hay muchos eventos como el concierto de Daddy Yankee, Ilegales. También quisiera irme a Baños de Agua Santa, me han dicho que es bonito, pero lo veo difícil”, cuenta.

El lunes 4 de abril salen a la venta las entradas para el concierto de Daddy Yankee; estos son los precios para el espectáculo

La situación de Zoila también la viven otros ciudadanos, que por la incertidumbre financiera se ven obligados a no gastar en entretenimiento. Sin embargo, especialistas en finanzas personales aseguran que hay posibilidades para darse un gusto.

Publicidad

El analista económico Héctor Delgado menciona que lo principal es la planificación y esta va relacionada a cada caso. Por ejemplo, una persona soltera que vive con sus padres y tiene pocas deudas, es más fácil ir a esta clase de eventos.

“Cuando una persona es joven, a veces se deja llevar por las emociones, pero hay que saber hasta dónde puedo gastar. Entonces, si gano el sueldo básico ($ 425) no puedo ir a una localidad por encima de los $ 80, en el caso de un concierto”, explica.

Pagar la entrada de una vivienda o viajar a Qatar, entre alternativas de ecuatorianos para usar las utilidades

Aconseja inclinarse por las categorías económicas, así como el concierto de IL Divo, cuya general cuesta $ 48,50 en Quito; para ver a Andrés Cepeda está a un valor mínimo de $ 40 o uno de los más demandados como Daddy Yankee en $ 25 para Guayaquil.

Delgado sugiere además acudir a obras teatrales o exposiciones de artes, que a su criterio son más accesibles y se adquiere conocimiento.

Publicidad

En el Estudio Paulsen estará hasta el 16 de abril la comedia romántica Cinco formas de romperte el corazón. Cuesta $ 20 e incluye una copa de vino. Otra opción es en el Teatro San Gabriel con la puesta en escena de Jesucristo Superstar. Ver esta escena tiene un valor de $ 30.

En tanto, en el caso de una familia cuando el sustento solo proviene de una sola persona, Delgado sugiere pensarlo dos veces. “Hay que pensarlo mucho antes de gastar en eventos, mejor un pequeño paseo, alguna actividad en conjunto y así dedico ese dinero a ellos”, señala, y agrega que hay alternativas para disfrutar sin gastar más de $ 20 como reunirse entre amigos en uno de los domicilios, comer algo y ver conciertos en YouTube.

Del páramo a un centro comercial, así se cumplió el sueño de un grupo de emprendedores en Ecuador

Ahora bien, si se trata de una persona que tiene deudas y percibe $ 425 cada mes, la prioridad es esa: culminar ese endeudamiento. Aunque si realiza un análisis de sus finanzas con una distribución adecuada y arroja un saldo a favor, puede aprovecharse.

La consultora de pequeñas y medianas empresas Paola Aulestia recomienda realizar el siguiente procedimiento: De los $ 425 separar el 50 % para gastos regulares como educación, planes de internet, arriendo, entre otros, que corresponde a $ 212,50. Un 30 % de gastos variables como energía eléctrica o combustible, cuya cantidad va ligada al consumo. Esto es $ 127,50. Un 10 % de ayuda social y otro 10 % de ahorro. Cada uno es $ 42,50.

Publicidad

Aulestia aclara que si una persona no alcanza a ahorrar el 10 %, puede ser el 5 % ($ 21,25).

Si en ese ahorro ya hay un objetivo previamente planteado es mejor respetarlo; pero si es pensado para entretenimiento puede usarse siempre y cuando no direccione a un nuevo endeudamiento.

Nuevo sueldo en Ecuador: ¿Qué harán con alza salarial de $ 25 los trabajadores y empresas?

“Si tengo proyectado ganar mi sueldo básico y quiero ir a un concierto o evento en específico, voy a ahorrar los primeros tres o cuatro meses y destinar del 5 % al 10 % para no endeudarme. Las personas que ganan el básico suelen obtener de otras fuentes (para entretenerse) como créditos, chulco, pero la idea es minimizar el nivel de riesgo y así tener una previsión. Pensar con inteligencia financiera”, apunta.

Delgado indica que aunque algunos eventos son cercanos y para ahorrar se requiere de tiempo, sugiere inclinarse por un viaje anual.

Publicidad

Si es para una persona, reunir ese capital resulta más cercano. Cuando se trata de padre, madre e hijos, al menos unos ocho a nueve meses de ahorro.

La acompañante turística Luisa Cruz dice que con $ 300 una familia puede disfrutar un fin de semana e incluso menos, dependiendo del lugar.

¿Cómo es hospedarse en una casa del árbol en Ecuador? (Y a una cuadra de la playa)

Por ejemplo, si vive en Guayaquil una de las opciones son las cascadas en Naranjal. El día resulta en menos de $ 25.

“Suma el pasaje, que está en $ 3,50 y lo mismo para el regreso, luego $ 2,50 para la entrada y $ 1,50 para el transporte de ingreso y salida de las cascadas. Se agrega un rubro para alimentación.

Para un residente en Quito, la opción es Mindo. “Es bonito y económico. Subir a una tarabita en $ 5, ver el mariposario en $ 7. A los niños les encanta”, dice Cruz.

En tanto, para la Amazonía, la acompañante turística señala que Tena es un buen sitio. Asegura que hay tours de $ 30 el día que salen desde Baños de Agua Santa. A ese valor se añade el costo del transporte desde la ciudad de origen.

¿Cuáles son las ciudades del Ecuador que generan más empleo adecuado?

Cruz afirma que Galápagos puede ser otro lugar, pero debe planificarse y ahorrar varios meses, sobre todo para quienes perciben el sueldo básico. Hay paquetes turísticos desde $ 400 por persona, que incluyen pasaje aéreo, alimentación, hospedaje, recorridos y otros.

Aconseja estar pendiente de las promociones o realizar un presupuesto para ir a cualquiera de los destinos averiguando los precios. Dice que sí es posible darse un gusto. (I)