Chone, MANABÍ

Un fuerte aguacero cayó en varios sectores de la parroquia rural Convento, de Chone, en Manabí, y provocó varios estragos.

Las precipitaciones generaron que varios esteros y ríos aumenten sus caudales en las zonas de Gaspar, Manta Blanca, Corneta, Las Anonas, Moreira, Barrio San José y otras, dejando a varias comunidades aisladas, según Ramón Moreira, presidente del Gobierno autónomo descentralizado parroquial.

Luis Rodríguez Rodríguez, de 50 años, del sitio Las Anonas, fue uno de los afectados por el temporal, pues el río salió de su caudal y destruyó parte de su vivienda de madera y caña.

Publicidad

Su familia había logrado salir a tiempo y no fue afectada por la inundación. Rodríguez comentó vía telefónica que el desbordamiento destruyó sembríos de maracuyá, balsas, maíz y plátanos.

Mientras que la vivienda de Jesús Vergara también fue afectada por la fuerte correntada: varios enseres sufrieron daños al hacer contacto con agua y lodo.

“No nos dio tiempo para rescatar nada; solamente nosotros nos pusimos a buen recaudo, donde unos vecinos. El río Convento se salió de su cauce normal. Las pérdidas son muchas. El agua comenzó a ingresar a las cinco de la mañana”, refirió la mujer.

Enny Valdez, Adolfo Rodríguez y Sebastián Rodríguez también reportaron allí afectaciones por la inundación de las viviendas y sembríos.

Publicidad

Leonardo Rodriguez, sembríos de plátano y maíz fueron afectados,

En la casa comunal, el agua alcanzó una altura de un metro; se mojó todo lo que había ahí.

“Nunca nos imaginamos que el río se saldría de su caudal; ni en el año 1997-1998, durante el fenómeno El Niño, ocurrió esto”, dijo Leonardo Rodríguez.

Chone, MANABÍ. El fuerte aguacero causó al desbordamiento de ríos y esteros. Eso afectó cultivos en zonas rurales de Manabí. Foto: Venus Aveiga Foto: El Universo

La fuerte lluvia también afectó el sector de Gaspar, donde tres viviendas sufrieron por la inundación. Arturo Sánchez dijo que fue tan rápida la inundación que lo único que pudieron hacer fue salir.

El agua alcanzó casi un metro de altura, lo que afectó electrodomésticos y ropa. Él perdió dos chanchos y diez gallinas.

Publicidad

Manta Blanca fue otro sector que sufrió los embates de la crecida del estero Japón, donde cinco viviendas y el dispensario campesino fueron inundados por el desbordamiento.

La caída de un árbol en el sitio Corneta dejó sin energía a varios sectores.

El presidente del GAD parroquial, Ramón Moreira, se comunicó con las autoridades cantonales y provinciales para coordinar acciones.

Pronóstico del tiempo para la mañana, tarde y noche de este miércoles 20 de abril, según el Inamhi

Personal de la Cruz Roja, Junta Cantonal de Chone y Cuerpo de Bomberos llegó a los sectores afectados para realizar el levantamiento de información y gestionar la asistencia humanitaria ante las entidades competentes.

Maquinaria de los GAD provincial y cantonal llegó hasta la parroquia para iniciar la habilitación de las vías afectadas, como también para retirar las palizadas en las alcantarillas. (I)