La hija de 12 años de Gladys Recalde, quien padece síndrome de Down, recibió este miércoles la primera dosis contra el coronavirus.

La madre de la niña comentó que a través de un mensaje le indicaron que iba a recibir la dosis. Contó que estaba preocupada porque si bien los adultos habían sido vacunados aquellos niños con enfermedades agravantes, que necesitan más cuidado, no lo estaban; sin embargo, mencionó estar contenta, pues incluyeron en las jornadas a personas de entre 12 a 17 años.

Asistió a la fundación Cecilia Rivadeneria donde se tenía previsto inocular a unos 200 menores de edad.

El Gobierno anunció que la vacunación contra el COVID-19 se amplió a niños que padecen enfermedades agravantes

Tatiana Pozo, coordinadora zonal 9 del Ministerio de Salud Pública (MSP), explicó que algunas de las enfermedades agravantes son discapacidad mayor del 50 %, insuficiencias respiratorias, insuficiencias cardiacas, tuberculosis, pacientes oncológicos y también se ha incluido a embarazos adolescentes con más de 12 semanas de gestación.

Publicidad

Según esa cartera de Estado, los menores de edad deben acudir al mismo centro de vacunación que le fue asignado a sus padres para recibir la vacuna portando un certificado médico para recibir la dosis y la cédula de ciudadanía.

Pozo agregó que pueden acercarse cualquier día a cualquier hora a los centros de vacunación donde hayan sido vacunados sus progenitores.

Ángela Vera también llevó a sus hijas a recibir la vacuna. Se mostró contenta, pues indicó que tendrán más seguridad.

Wilson Merino, presidente de esa fundación, expresó que fueron convocados niños con cáncer, con enfermedades renales, con discapacidad física y mental, con síndrome de Down e hijos de personas privadas de la libertad.

Para Merino fue un día de esperanza y en medio de la pandemia, quienes más han sufrido probablemente son los niños porque no han podido asistir a la escuela, no han podido salir al parque o han padecido doble vulnerabilidad por padecer enfermedades de alto costo como el cáncer.

Al llegar al lugar, se revisaba el listado, la cédula de identidad, el certificado médico, se entregaba un turno. Los niños esperaban sentados, en dos filas, en los pasillos de la institución de manera ordenada. Otros jugaban, se columpiaban o pintaban dado que podían acceder a una biblioteca móvil, juegos infantiles, o a un ajedrez gigante, al aire libre.

Publicidad

En dos brigadas se suministraba la vacuna, ingresaban luego a una área de descanso y tras esperar 15 minutos, las familias recibían un kit de alimentos.

En el Centro de Convenciones Bicentenario, en el norte de la urbe, hubo poca asistencia de los menores de edad. A ese sitio acudió una joven de 15 años, quien desde los 4 años padece de asma. Ella dijo sentirse feliz de protegerse y de proteger a quienes la rodean. Recibió la vacuna Pfizer.

El MSP indicó que el lineamiento de vacunación contra el COVID-19 para población adolescente recoge datos de agencias médicas de Estados Unidos y de Europa sobre la aprobación de emergencia para la vacunación a población de 12-15 años con dosis de Pfizer-BioNtech.

Luego de cumplir con el Plan 9/100, 9 millones de personas en 100 días, se continuará con la inmunización a la población de 12 a 17 años sin enfermedades agravantes, agregó el MSP.

Plan 9/100 cumplió 50 días

De acuerdo con el cronograma del plan de vacunación, hasta el 10 de septiembre, se debería cumplir con la meta fijada de 9 millones de personas vacunadas en 100 días, pero la ministra de Salud, Ximena Garzón, dio otra fecha en un programa televisivo. Ese proyecto arrancó el pasado 31 de mayo.

“Para agosto tenemos muy bien planificado terminar, cumplir con nuestra meta del Plan 9/100, es decir, 9 millones de vacunados con dos dosis, en 100 días”, dijo Garzón, en una entrevista.

Hay que tomar en cuenta que el régimen adelantó la fase 3 de vacunación conocida como menor contagio del 19 al 12 de julio y se implementaron planes con empresas y universidades, además de que los rangos de edad se han ido reduciendo de forma paulatina.

Garzón indicó que se han colocado casi 7 millones de primeras dosis, las cuales van a llegar a más de 9 millones hasta finales de julio.

Hasta el 19 de julio 1′916.003 personas (10,79 % del total de la población) están inmunizados completamente y a los restantes 4′635.871 (26,12 %) les faltaba recibir la segunda dosis (2′822.124 de la vacuna de Sinovac, 1′063.549 de Pfizer y 750.198 de AstraZeneca).

Casi dos millones de ecuatorianos han recibido las dos dosis de vacunas anti-COVID-19

Para Garzón, definitivamente no existía un plan de vacunación, hubo demasiados cambios de ministros de Salud en el gobierno de Lenín Moreno (en total 5) y tampoco la pandemia había sido bien controlada.

En el punto de vacunación Casa Somos, ubicado en el centro de la ciudad, hubo quejas de la población. Una persona que hacía fila comentó en redes sociales que una funcionaria del MSP les había dicho que si no les gustaba la espera de más de una hora para que la brigada almuerce, váyanse o vuelvan el domingo.

Esa cartera de Estado respondió que tomarán correctivos.