Tulcán

Los daños provocados por las constantes y fuertes lluvias que se registran en el sector oriental mantienen obstruida la circulación entre Carchi y Sucumbíos por la vía Julio Andrade–La Bonita–Lumbaquí–Lago Agrio.

El cierre de la calzada que cumple ya nueve días (a este 30 de julio) afecta a los exportadores de frutas y a la transportación pública, que regularmente utiliza la carretera Tulcán–Ibarra–Quito–Ambato–Baños–Puyo–Coca, y viceversa, circuito que involucra más tiempo y kilometraje de recorrido.

Según el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP), las lluvias no dan tregua en la región amazónica y han provocado hasta el momento 80 deslizamientos en la red vial estatal E-10, Lumbaquí–La Bonita, en el límite provincial Sucumbíos–Carchi.

Publicidad

Los deslaves acarrean tierra, lodo, inmensas rocas y árboles. Debido a la saturación de agua y a las condiciones climáticas de la región se ha visto comprometido el libre tránsito vehicular y la seguridad de los usuarios.

Óscar Villacrés, director distrital del Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) en Sucumbíos, explicó que se registran traslaciones entre los siguientes sectores: El Guayabo, Rosa Florida, El Palmar, El Calvario, la Pizarra, la Bonita, el Higuerón, la Alegría, la Fama, Santa Bárbara, San Francisco del Playón el Soche.

Los puentes denominados Siete Veces y El Oso, y la quebrada de la Alegría, entre otros, han sentido la fuerza de la naturaleza que impide el paso de automotores que van o vienen hacia Carchi.

Al sitio han acudido personal y maquinaria pesada para la limpieza de la vía La Bonita–Lumbaquí, en el límite entre Carchi y Sucumbíos. Foto: Ricardo Cabezas

Frente a los múltiples bloqueos, personal técnico y maquinaria de las direcciones distritales del MTOP de Sucumbíos, Imbabura, Carchi, con el apoyo de los GAD provincial y municipales y las Juntas Parroquiales de Santa Bárbara, San Francisco del Playón y Rosa Florida, realizan las tareas de limpieza.

Un total de 21 equipos camineros, entre cargadoras, retroexcavadoras, excavadoras, volquetas, tractores, están distribuidos en todo el trayecto para habilitar algunos tramos viales. Sin embargo, las lluvias no permiten avanzar y se producen más deslaves.

Personal de las microempresas apoyan en labores de limpieza de pequeños deslizamientos y permiten el paso de agricultores del sector, que se dedican a la cosecha de naranjilla, tomate de árbol, granadilla, que son suministrados a los mercados de Ibarra, Tulcán y otras zonas del norte del país.

Ante el peligro que representa movilizarse por esta ruta, el MTOP está recomendando utilizar la carretera alterna Quito-Ambato-Baños-Puyo-Coca. Las operadoras Putumayo y Petrolera que tienen turnos desde Tulcán están utilizando esta arteria. (I)