Desde el 1 de noviembre entrará en vigencia el plan de restricción vehicular pico y placa. Este cambio de medidas fue anunciado, este miércoles, por el alcalde de Quito, Santiago Guarderas y varias autoridades municipales.

La restricción vehicular se aplicará según el último dígito de las placas, de lunes a viernes. Los horarios de impedimento serán de 05:00 a 10:00 y de 16:00 a 21:00. Fuera de estos horarios habrá libre movilidad.

Las motocicletas también tendrán restricción, aplicará al último número de su placa sin tomar en cuenta la letra final.

Se eliminarán los salvoconductos emitidos hasta el 31 de octubre, excepto los de personas con discapacidad.

Publicidad

Las únicas excepciones en el pico y placa, según las autoridades serán:

  • Vehículos oficiales de presidente y vicepresidente de la República
  • Vehículos oficiales del cuerpo diplomático y consular acreditado ante el Gobierno nacional.
  • Transporte de personas con discapacidad.
  • Vehículos conducidos por personas de la tercera edad.
  • De emergencias, ambulancias públicas o privadas.
  • Vehículos motobombas y/o de rescate del Cuerpo de Bomberos.
  • Vehículos de la Policía Nacional en cumplimiento de su misión específica.
  • Asistencia social
  • Transporte público colectivo de personas, buses urbanos, interparroquial, Metrobus Q, comerciales, escolares, institucionales y de turismo .
  • Por cuenta propia de iniciativa empresarial legalmente registrados.
  • Transporte comercial rural.

El alcalde puntualizó que únicamente aplicarán estas excepciones y no habrá ningún tipo de salvoconductos.

Por ejemplo, ya no podrán circular los abogados o periodistas con su credencial. Pero, “hay transporte público y taxis del cual los periodistas podrán hacer uso”, enfatizó Guarderas.

Además, aseveró que las moticicletas dedicadas al servicio de delivery también tendrán restricción durante el horario correspondiente, no tendrán exoneración.

Publicidad

Dario Paladines, presidente de la Asociación Nacional de Moticiclistas del Euador (Asomoto) dijo que existe una preocupación del sector dedicado al delivery, el que se vería afectado con las nuevas medidas.

“Estos vehículos han servido para la entrega de insumos, medicinas y más recursos, estamos en una época de pandemia en donde la movilidad para ciertas personas todavía es complicada”, argumentó.

También señaló que el pico y placa dejará un sistema de transporte público caótico, sin significar una solución para el tráfico.

Ante esto, el secretario de movilidad, Jaime Erazo explicó que actualmente con el “Hoy no circula” existe una restricción del 27 % de los vehículos del parque automotor. Con el pico y placa se prevé que sea del 20 %, sin embargo, esperan recuperar la cifra que le diferencia de las medidas actuales con la eliminación de los salvoconductos.

Publicidad

Es decir, la cantidad de vehículos con restricción será el mismo, según las autoridades. (I)