CUENCA

El tramo de la carretera Cuenca-Molleturo que fue bloqueado por un deslizamiento de tierra ya se reabrió al tránsito vehicular. Esta arteria une poblaciones de Guayas y Azuay.

La limpieza de rocas y lodo se mantiene con maquinarias del Municipio de Cuenca y del Gobierno parroquial de Sayausí.

El clima en las primeras horas del sábado fue parcialmente soleado, lo que permitió el desarrollo de los trabajos en el sector de Marianza, donde la noche del jueves se desprendieron algo más de 3.000 metros cúbicos de material desde las montañas cercanas.

Publicidad

Vía Cuenca-Molleturo-El Empalme se reabrirá durante 12 horas desde el lunes 16 de mayo

El acceso de los conductores era controlado por agentes de la Comisión de Tránsito del Ecuador, quienes colocaban y retiraban los conos de seguridad cada cierto tiempo, aprovechando que las máquinas hacían una pausa.

La labor de las retroexcavadoras y los otros equipos era retirar el material pétreo caído sobre la vía y lo botaban en un lugar cercano. Esto ante la atenta vigilancia de funcionarios municipales.

Esto ayuda a la reapertura controlada de la vía Cuenca-Molleturo-El Empalme, anunciada desde el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP), a partir de este lunes 16 de mayo.

Maquinaria se desplazó a la vía para retirar material. Foto: El Universo

Según el subsecretario del MTOP, Mario Barsallo, se permitía el tránsito de autos livianos y pesados en un horario de 06:00 a 18:00, siempre las condiciones del clima lo permitan.

Publicidad

Miguel Campoverde esperó unos 10 minutos en su vehículo mientras intentaba cruzar la carretera en su camioneta.

Dijo que mantener habilitada esta vía es fundamental porque hay negocios y familias que dependen de que esté en buenas condiciones. Sin embargo, espera que se dé una solución definitiva porque desde el deslave del 27 de marzo pasado pasar por ahí da miedo.

Cruz Chumbi, habitante de Marianza, pidió a las autoridades del Gobierno Nacional y local que les ayuden a recuperar el normal servicio de agua portable, pues a pesar de los esfuerzos de la Junta de Agua, aún presentan problema por intermitencia y presión baja. (I)