Con el proyecto Chalpi Grande-Papallacta, 2.200 litros de agua por segundo serán captados de los ríos Chalpi y Encantado, en la provincia de Napo, dentro de la Reserva Cayambe-Coca. Además, fue construido un canal conductor, tanques y una estructura que permite la llegada del líquido vital a la pileta del Sistema Papallacta.

El alcalde Jorge Yunda estuvo presente para la inauguración de lo que se calificó como “la obra más importante de los últimos 25 años”, y se explicó que, aunque el servicio de agua tiene el 98% de cobertura, se debe trabajar en favor de “las personas más humildes y vulnerables”.

El costo de la obra fue de 39,3 millones de dólares, otorgados por un crédito de la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD). Beneficiará a 500.000 habitantes de las parroquias de Calderón, San Antonio de Pichincha, Cumbayá, Tumbaco, Puembo, Pifo, Tababela, Checa, Yaruquí, El Quinche y Guayllabamba. De esta manera, la provisión de agua estará asegurada hasta el año 2050.

Una central hidroeléctrica de 7,66 megavatios también fue construida en el lugar. El objetivo será bombear agua y generar energía eléctrica para el funcionamiento del Metro de Quito. El proyecto se realizó dentro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y, según Nicolás Fornage, director regional de la AFD, “entre 2016 y 2019 en los países andinos entregó $ 460 millones; de esa cantidad, 175 millones de inversión fueron para Ecuador”, y el crédito se emitió sin garantía soberana del Estado. (I)