El 1 de abril de 2021, una mujer fue operada en una clínica privada por un supuesto médico cirujano que tenía título de nutricionista y dietista. El individuo le habría practicado un procedimiento estético a la afectada y la dejó con graves lesiones.

Un exceso de sangrado y varias incisiones en el rostro fueron parte de la primera intervención. Al día siguiente, la víctima regresó a la clínica para que le cerraran los orificios que le habían causado, pero el dolor persistía, según su testimonio.

Estudiantes ecuatorianos tendrán diez días libres por feriado de Navidad y Año Nuevo

Inmediatamente se dirigió con un especialista en cirugía plástica y le explicó que la operación estaba mal hecha y pudo ocasionarle laceraciones más graves en el rostro, hasta el punto de dejarla con cicatrices de por vida.

Publicidad

La mujer puso la denuncia en Fiscalía y agentes de la Policía Nacional procedieron a la detención del sospechoso. Durante el proceso investigativo encontraron que el hombre ejercía como cirujano plástico, pero su título universitario era de nutricionista.

La entidad nacional demostró la culpabilidad de Jaime F. y la peligrosidad que representaba para los pacientes. Además, al grupo de evidencias se sumaron las pruebas testimoniales, periciales y documentales, más los exámenes médicos practicados a la víctima y el certificado del registro del título profesional.

Esto sirvió para que un Tribunal de Garantías Penales sentencie a seis meses de prisión al responsable de estos actos.

Publicidad

Del ‘holding’ de entidades de Quito, la Alcaldía manejó $ 47 millones durante el primer semestre de la actual gestión municipal

El ejercicio ilegal de la profesión está tipificado en el artículo 330 del Código Orgánico Integral Penal (COIP) y sanciona con una pena de seis meses a dos años de cárcel según el agravante. (I)