Calceta, MANABÍ

Algunas de las personas que sufrieron el atentado al estilo sicariato la madrugada del domingo pasado en un restaurante en el centro de Calceta, cabecera cantonal de Bolívar, en Manabí, tienen antecedentes por microtráfico, por lo que la Policía presume que el hecho violento pudo haberse generado por la lucha de territorio para la comercialización de sustancias ilícitas.

Ese día, por el ataque armado, una persona murió y otras cuatro quedaron heridas. Rodny Chávez, comandante de la Subzona Manabí, indicó que el día del atentado dos personas arribaron en una motocicleta luego de descender del vehículo ingresaron a un restaurante, ubicado en las calles 10 de Agosto y César Ovidio, para disparar contra personas que se encontraban alimentándose. Debido al hecho violento, una persona murió y otras cuatro quedaron heridas.

Minutos después del atentado, personal del Cuerpo de Bomberos acudió hasta el lugar para auxiliar a los heridos, quienes fueron trasladados a casas de salud de Bolívar y Chone. En medio del ataque, algunos de ellos, como Juan Carlos Mera Chávez, quien falleció luego del atentado, buscaron refugio en el área de cocina del local de venta de comidas.

Una vez confirmada la muerte de Mera, integrantes de Criminalística y de la Dirección de Muertes Violentas (Dinased) llegaron hasta un hospital de Bolívar para realizar el levantamiento del cadáver y lo trasladaron a la morgue de Manta.

Un muerto y tres heridos por ataque a bala en el centro de Calceta

Entre los afectados constan Pedro Cristhian P. D., alias “Peya”; Jon Kelvin G. Z., Brandon Daniel M. P. y el venezolano Jonathan Alexander G. G., mientras que otros comensales del local buscaron seguridad en medio del caos que se evidenció durante el ataque.

“Una de las personas, alias Peya, tenemos conocimiento que tiene antecedentes delictivos, justamente este año por robo calificado, y varias de estas personas se dedican al microtráfico. En esta lucha constante en la provincia de Manabí estamos trabajando con unidades de Antinarcóticos, con el fin de evitar esta lucha de territorio que existe, pues la mayor parte de muertes se da por este delito”, declaró Chávez, como una de las presuntas hipótesis del origen del atentado.

En Manabí, hasta el pasado domingo, se habían registrado 149 muertes violentas, una cifra que ya superó los 121 crímenes suscitados en el 2020. (I)