Una vez que el Gobierno comenzó los diálogos con los transportistas, la focalización del subsidio para este sector es una de las alternativas que se barajan.

En una entrevista con El Universo, el ministro de Transporte, Marcelo Cabrera, dijo que en este momento es imposible pensar en aumentar el valor del pasaje porque el transporte público es el que utiliza la mayoría de la población.

El funcionario dijo que está consciente de que sin una suficiente disponibilidad de recursos quedan dos caminos para empujar la obra pública: concesiones o alianzas público-privadas.

Finalmente, dijo que se ha pedido al presidente Guillermo Lasso que se construya la autopista que saldrá de Cuenca, pasará por Riobamba, Ambato y se unirá a la que se prevé implementar para conectar Guayaquil y Quito; así como la troncal del Oriente. (I)