Buena Fe, LOS RÍOS

La presencia de maquinarias provocó la alerta entre ciudadanos y autoridades del cantón Buena Fe, en la provincia de Los Ríos. Aquello motivó que un grupo de ellos se congregue en la vía E25, en el tramo que conduce hacia la parroquia Patricia Pilar, para mostrar su desacuerdo por el cobro anticipado del peaje que se construye en esa carretera.

Víctor Hugo Chalaco, concejal rural de Buena Fe, manifestó en el plantón pacífico se ejecutó la tarde de este martes 3 de agosto y que esta estación de cobro sería la segunda que se construye en la E25, que comunica Quevedo y Santo Domingo, sin que hasta el momento se cumpla con la ampliación a cuatro carriles, como se establece en el contrato.

“No nos han entregado una copia del contrato de la obra, nadie sabe dónde está, se nos ha negado conocer más sobre este tema, son cinco meses desde que se cobra el peaje en Santo Domingo y ahora nos quieren empezar a cobrar a nosotros los riosenses; ya hemos hablado con todas las autoridades competentes y nadie nos da respuesta de qué mismo se va a hacer, no nos negamos a la construcción de la obra, pero sí a un cobro anticipado, esto es inconcebible y hasta una burla para los habitantes de esta provincia”, dijo el edil.

Publicidad

Mientras Chalaco expresaba a la prensa su inconformidad, ciudadanos y líderes de zonas rurales se sumaban a la protesta que se extendió por lo menos cuatro horas sin generar congestionamiento vehicular, ya que se apostaron a los costados de la carretera. Sin embargo, el apoyo de los transportistas y conductores era evidente, varios circulaban activando sus bocinas como muestra de solidaridad a la manifestación, que se realiza por cuarta ocasión en ese mismo tramo.

Joel Mendoza, presidente del GAD parroquial de Patricia Pilar, indicó que en menos de 60 kilómetros se pretende construir otro peaje, que perjudica sobre todo a conductores, campesinos y agricultores de la zona, ya que hasta las motocicletas deberían cancelar un rubro.

“El peaje se está construyendo a la altura del recinto El Descanso, desde la semana anterior ya empezaron a trabajar otra vez, esto a pesar de que el ministro de Obras, Marcelo Cabrera, ordenó que se paralice la construcción hasta revisar el contrato, pero vemos que se hace caso omiso. Al parecer, la empresa no tiene liquidez para hacerse cargo de la obra, es por eso que empiezan cobrando los peajes y lo peor es que la mano de obra es de otras provincias; como autoridades estamos para exigir y tendremos el derecho a la resistencia”, dijo Mendoza.

Días atrás, organizaciones sociales, transportistas, agricultores, autoridades locales y provinciales pidieron al presidente Guillermo Lasso que se detenga la construcción del nuevo peaje y el cobro anticipado hasta que la obra de ampliación de la vía culmine.

La ampliación de la vía está a cargo de la concesionaria Santo Domingo CSRD S. A. (I)