Los agremiados en la Federación Nacional de Cooperativas de Transporte Interprovincial de Pasajeros del Ecuador mantienen en firme la anunciada suspensión de sus actividades para el 16 y 17 de julio próximos.

Esta jornada de reclamo no ha sido catalogada como “paro”, sino “apagado de motores”, según ratificó el principal de este gremio, Abel Gómez, este miércoles, 10 de julio.

‘Nos dispararon al parabrisas y tuvimos que huir’, dice Abel luego de ser baleado cuando conducía por carretera

Esta medida se da para insistir en pedidos de seguridad en ejes viales. En varios videos viralizados en redes sociales se ha observado a grupos de delincuentes que avanzan en carros para cerrar el paso de buses, disparar e incluso usar combos para incursionar en unidades y asaltar a choferes y usuarios.

Publicidad

“La cuestión de inseguridad ya se volvió un tema insoportable”, dijo Gómez, quien agregó que los monitoreos en vías se han realizado desde el Gobierno anterior, sin embargo, los casos de delincuencia siguen, por lo que demandan una hoja de ruta en política pública de seguridad.

El dirigente detalló en entrevista con Teleamazonas que incluso hay operadores que deben cancelar valores mensuales, a modo de “vacunas”. Esto es de conocimiento de autoridades, según él.

“Nuestras operadoras están vacunadas, hay que elaborar una letra mensual, diaria, para poder trabajar. Todo eso sabe el Gobierno nacional...en esas condiciones no se puede laborar. Deben entender que discutan estos temas en la Asamblea para ver cuál es la solución que se tiene que dar, no podemos vivir en una sociedad en esas condiciones”, agregó.

Publicidad

El martes anterior, Gómez junto con otros dirigentes participaron de una rueda de prensa para anunciar el apagado de motores por temas de seguridad por dos días.

Horas después, Napoleón Cabrera, presidente de la Federación de Transporte Liviano, Mixto y Mediano del Ecuador (Fenacotrali), que agrupa a cinco federaciones, entre ellas Fenacotip, indicó que con el Gobierno se llegó a varios acuerdos en materia de seguridad. Ellos fueron parte de una mesa de seguridad efectuada en el ECU911 de Samborondón junto con autoridades de Gobierno.

Publicidad

‘Desde las 17:00 procuro ya no salir de la casa’: alerta entre vecinos del barrio del Centenario por robos y reciente crimen

Gómez expuso que se mantendrán en las mesas de diálogo convocadas para los gremios y autoridades de Gobierno.

“No estamos llegando a acuerdos que lógicamente se dicen. Estamos en la mesa recordando temas represados y desde luego conversando con la autoridad, hay que hacer hincapié en estos temas para que se cumplan. La cuestión de inseguridad ya se volvió un tema insoportable”, dijo Gómez.

Sobre la anunciada suspensión, el representante de Fenacotip expuso que el “apagado de motores” es una alerta y llamado de atención sobre la falta de resultados que tendría la política pública. No obstante, el dirigente dejó entrever que si antes de la fecha hay cambios notorios podría cambiar la decisión.

“Sabemos muy bien y estamos seguros de lo que hemos decidido hacer para llamar la atención de que se atienda este tema, si en estos seis días vemos que hay un cambio, que vemos que hay realmente acción que verdaderamente van a repercutir en la seguridad del ciudadano principalmente, en nosotros, en las vías, lógicamente no creo que somos ciudadanos que venimos a destruir, queremos trabajar”, agregó.

Publicidad

El dirigente agregó que los problemas de seguridad implican además que ciudadanos desisten de viajar en buses de transporte público por la situación de eventos delictivos. “No estamos cubriendo dentro de la operación lo que nos toca hacer por obligación hacer”, indicó y agregó que además tienen problemas para acceder a seguros para los transportistas.

Como parte de los planes gubernamentales, el viceministro de Gobierno, Esteban Torres, detalló que se intensifican los operativos de control y presencia policial y militar en rutas conflictivas como la Pichincha- Santo Domingo, Santo Domingo-Los Ríos, Los Ríos-El Empalme-Mocache.

“El Gobierno nacional abandera la lucha contra la delincuencia y eso significa redoblar esfuerzos para que usuarios y transportistas se sientan seguros mientras transitan”, mencionó la autoridad.

Este miércoles, la Asociación Andina de Transporte Internacional por Carretera (Andinatic) destacó la importancia de mantener el funcionamiento de carga y consideró “impensable” detener actividades en este momento “crítico”.

“Por ello hemos estado de manera continua en mesas de trabajo con diversos actores del Gobierno, quienes han mostrado su disposición a involucrarse en temas de seguridad y productividad. Esta colaboración es crucial para asegurar que nuestras operaciones se mantengan estables y contribuyan al desarrollo del país”, expuso en un comunicado, al llamar al gremio a no parar las actividades. (I)