El papa Francisco ha aceptado la renuncia del Obispo de la Diócesis de Riobamba monseñor Julio Parrilla Díaz, informó la Conferencia Episcopal Ecuatoriana. Monseñor Parrilla dirigió esa diócesis desde el año 2013, antes había sido Obispo de Loja.

Aunque estaba previsto que el cargo recaiga en quien ejercía desde octubre pasado el Obispo Coadjutor, en el mismo comunicado se informó de la renuncia a dicho cargo en la Diócesis de Riobamba del sacerdote Gerardo Nieves Loja.

Para reemplazar a los anteriores administradores, el Vaticano ha nombrado como Administrador Apostólico de la Diócesis de Riobamba a monseñor Bolívar Piedra, quien se desempeñaba como Obispo Auxiliar de Cuenca.

Los obispos ecuatorianos expresaron su “agradecimiento y fraterna amistad a monseñor Julio Parrilla por su servicio pastoral en nuestro país y acompañamos con la oración a monseñor Bolívar Piedra en esta nueva misión a él confiada”.

En este tema, la agencia de noticias Associated Press, el papa Francisco aceptó las renuncias de ambos obispos en respuesta a denuncias de mala gobernanza y flaqueza moral en la diócesis de Riobamba.

De acuerdo al sitio Redacción Digital, la misionera española Julia Serrano había realizado denuncias de mala gobernanza en Riobamba, al convertirse en “una diócesis pagana inundada de bendiciones y entregada a la compra venta de servicios pastorales”. A esas acusaciones, monseñor Parrilla respondió con una cita del Evangelio: ‘Bienaventurados seréis cuando os injurien, os persigan y digan con mentira toda clase de mal contra vosotros por mi causa”.

Los anteriores obispos de la Diócesis de Riobamba fueron Monseñor Leonidas Proaño (desde 1955 hasta 1987), Monseñor Víctor Corral Mantilla (desde 1987 a 2011). (I)