Con una mochila en el hombro, donde solo pudo guardar sus pertenencias más preciadas, Yorisley y una amiga emprendieron un viaje desde Lima a Aguas Verdes, con el objetivo de cruzar a territorio ecuatoriano, y así evitar ser expulsadas a la fuerza de Perú.

El Gobierno del vecino país dio hasta el 11 de noviembre el plazo para la regularización de extranjeros y desde esa fecha entró en vigencia la “expulsión inmediata” de indocumentados.

Eso ha llevado a que venezolanos que están en condición irregular decidan salir de Perú en los últimos días.

Publicidad

Joven murió al recibir un disparo en la cabeza al resistirse a un robo en El Guabo

Según medios de comunicación de ese país, la salida de extranjeros se está dando en grupos de entre cinco a diez personas, desplazándose a pie, haciendo trasbordo o en el servicio púublico con dirección a la frontera con Huaquillas.

El Frente Policial de Tumbes informó que hasta este 21 de noviembre se ha registrado la salida de 5.250 extranjeros de Perú a Ecuador. No obstante, las autoridades en la provincia de El Oro no han podido confirmar estos datos.

Durante los últimos días, el movimiento de venezolanos ha ido aumentando. Según el Frente Policial de Tumbes, solo el 11 de noviembre salieron 550 venezolanos, el 12, registraron su salida voluntaria, 620. El 13, 450; el 14, 600; el 15, 780; el 16, 500; y el 17, 400.

Publicidad

Este Diario intentó corroborar estos datos vía telefónica con la coordinación Zonal 7 (El Oro, Loja y Zamora) del Ministerio de Relaciones Exteriores, pero no hubo respuesta.

Las instalaciones del Cebaf en Huaquillas lucen vacías pese a que las autoridades peruanas informaron que han salido más de 5.000 extranjeros de Perú a Ecuador. Foto: Daniel Duran

En las instalaciones Centro Binacional de Atención en Frontera (Cebaf) en Huaquillas todo parece ‘normal’.

Publicidad

José Quevedo, quien labora desde hace cinco años como taxista, mencionó que cuando se difundió la noticia de un ‘éxodo’ de extranjeros a Ecuador, tuvieron recelo, pero perciben que la salida aún no es masiva, al menos, no por el paso formal.

“Nosotros pasamos a diario aquí, y la verdad que todo está como siempre. Llegan los buses internacionales, hacen que sus pasajeros registren su entrada o salida del país y se van. La movilización existe, pero no es legal”, mencionó el profesional del volante.

Esta opinión es compartida por José Vinces, comunicador comunitario en Huaquillas, quien sostiene que la migración se está dando por pasos clandestinos, pues la mayoría de ciudadanos venezolanos no tiene documentos, sin tener opciones de ingresar de manera regular a Ecuador.

Huaquillas fue declarado en emergencia ante ola de violencia

“Ellos no ingresan a cualquier hora. Lo hacen cuando saben que no hay patrullajes en la zona, para luego caminar desde Huaquillas a Santa Rosa”, menciona Vinces.

Publicidad

La distancia es de 40 kilómetros, tomándose un tiempo estimado de 9 horas. Ahí descansan para luego continuar su camino a Machala, y pedir a los conductores automotores de carga que los lleven a Guayaquil, para continuar su camino al norte del país. (I)