René Salazar, de 81 años, y Estela Garzón, de 80 años, tuvieron que esperar alrededor de nueve horas para ser vacunados en contra del coronavirus.

En el Hospital Docente de Calderón, en el norte de Quito, donde fueron inmunizados habían llegado pasadas las 11:00 de este miércoles 7 de abril.

Luego de más de nueve horas y cuando faltaban 20 minutos para las 21:00 recibieron la vacuna.

Es uno de los cientos de casos de personas de la tercera edad que han tenido que esperar por horas para ser inmunizados.

Publicidad

La mañana de este miércoles llegó un lote de vacunas y se inició la atención a los turnos convocados para las 08:00, pero pasado el mediodía se terminaron las dosis.

Ante el reclamo de varias personas se informó que llegaría otro lote del Ministerio de Salud Pública (MSP).

Las autoridades del hospital no emitieron comentarios, sin embargo, los funcionarios destinaron todas las áreas del centro médico para que ingresen y se sienten los adultos mayores.

Las sillas metálicas fueron dispuestas por todos los corredores del hospital con el distanciamiento respectivo.

Enfermeras se encargaron de tomar los signos vitales y mediante stickers adhesivos fosforescentes se les marcaba para que al momento de ingresar consten sus datos.

No obstante, mucha gente estuvo en los exteriores, pues los corredores y sillas disponibles se llenaron.

Publicidad

Pero la inicial espera se transformó en un calvario hasta que las dosis arriben al hospital.

En colegios hubo demora en la inoculación

Antes de las 18:00 llegó un nuevo lote con la promesa de que todas las personas serían inoculadas.

Un funcionario indicó que el medicamento llegó, pidió mantener el distanciamiento social y esperar “un poquito de tiempo nada más”.

Aseguró que tenían la orden de no moverse del sitio hasta que todos hayan sido vacunados, lo que generó aplausos entre los cansados adultos mayores.

Jorge Wated, secretario de Gabinete de la presidencia estuvo en el colegio Central Técnico

Hubo reclamos de varias personas pues alegaban que gente de horarios tardíos podrían meterse, pero los militares que estuvieron presentes en esa casa de salud elaboraron un listado de los adultos mayores tomando en cuenta los horarios desde las 10:00.