De manera parcial se habilitó el tránsito vehicular en la carretera E15 norte Esmeraldas-Rioverde-San Lorenzo, que estuvo bloqueada varias horas por un deslizamiento de tierra registrado la noche del lunes pasado.

La caída de tierra y vegetación de una loma se presentó en el kilómetro 17,4 de la carretera, entre los recintos Pegüe y Tacusa, de la parroquia Camarones, donde ya hubo desprendimientos de material desde días pasados, indicó Milena Sandoval, moradora de la zona.

Ronald Cevallos, otro habitante del lugar, relató que se encontraba a un costado de la vía, acompañando a un familiar que esperaba un bus de pasajeros para viajar a Esmeraldas, cuando ocurrió el evento natural pasadas las 18:00 del último lunes. No se registraron víctimas ni daños a vehículos o viviendas, dijo Annie Carranza, presidenta del GAD parroquial de Camarones, perteneciente al cantón Esmeraldas.

Hasta las 22:00 estuvo cerrado el tráfico vehicular por los trabajos de remoción de tierra para habilitar un paso provisional.

Algunos transportistas trataron de continuar su rumbo por la playa, pero fue imposible por la oscuridad de la noche y la subida de la marea.

”El volumen de tierra es extenso que es evacuado con maquinaria pesada del MTOP (Ministerio de Transporte y Obras Públicas) y de la constructora del mantenimiento vial de la carretera Esmeraldas-San Lorenzo”, dijo Marlon Garcés, vocal del GAD parroquial.

La gobernadora Tania Obando, quien arribó esta mañana a Pegüe, solicitará un informe técnico de lo acontecido en la zona, ya que el deslizamiento se produjo junto a un estero que está seco por la temporada de verano.

En abril del 2019, Juan Carlos Sangolquiza perdió la vida por un derrumbe de tierra en Colope cuando trabajaba en la instalación de tuberías del proyecto de agua potable en la vía Esmeraldas-Rioverde. Otros desprendimientos de lomas han bloqueado esta carretera en inviernos anteriores, con mayores daños en el fenómeno de El Niño en el 2006. (I)