Uno de los animales más extraños jamás visto llegó al mundo en un zoológico suizo: una tortuga gigante de Galápagos albina.

El zoológico Tropiquarium de Servion, Suiza, tuvo la suerte de albergar el nacimiento de dos crías de tortuga gigante, lo cual de por sí es difícil debido a que la tasa de éxito del apareamiento de esta especie, Chelonoidis niger, es sólo de alrededor del 2% al 3%.

Pero esa suerte se convirtió en un auténtico asombro cuando una de las crías resultó completamente blanca.

“Nos sorprendió descubrir un bebé albino, es la primera vez en el mundo que nace una tortuga de Galápagos albina y se mantiene en cautividad”, reconoció el personal del zoo en un comunicado.

Publicidad

REUTERS

Las autoridades de Tropquarium estimaron que había una posibilidad entre 100.000 de que esto ocurriera, ya que el albinismo puede ser hasta cinco veces más raro en las tortugas que en los humanos.

La agencia Reuters informó que la pareja de huevos fue puesta por una hembra de la especie de 100 kilos el 11 de febrero; las dos crías salieron de sus huevos en mayo.

Al nacer pesaron apenas 50 gramos.

“Puede ocurrir al nacer, pero a los dos días estábamos seguros de que era albina cuando señalaba la punta de la cabeza, así que fue realmente sorprendente para esta especie, es bastante extraordinario”, dijo a Reuters Thomas Morel, miembro del personal del zoo. (I)

REUTERS