El Instituto Nacional de Investigación en Salud Pública (Inspi) compró, el 17 de este mes, dos equipos modernos (secuenciadores) para la identificación “más específica” de las variantes del SARS-CoV-2, virus que llegó a Ecuador hace casi dos años, en febrero de 2020.

A nivel nacional circulan siete de las ocho variantes que se registran en el mundo: alfa (Reino Unido), delta (India), gamma (Brasil), iota (Estados Unidos), lambda (Perú), mu (Colombia) y ómicron (Sudáfrica). Esta última se presentó a mediados de este mes con la llegada de un viajero y, hasta el 22 de diciembre, ya se reportaban 22 infectados. En total, las siete variantes suman más de 3.100 casos confirmados; la mayoría de infecciones (1.134) son de delta, según cifras del Ministerio de Salud (MSP).

La mayoría de estos contagios confirmados, más de 2.000, han sido identificados con dos equipos del Inspi: uno adquirido en el 2020 y otro en mayo de 2021, refirió Leandro Patiño, coordinador general del Inspi. El resto de análisis, añadió, se hicieron en laboratorios de universidades.

El Inspi realiza estos estudios del material genético del virus en las dos sedes de Guayaquil, por lo que —aseguró Patiño— se necesita ampliar la cobertura para reducir cualquier afectación que podría sufrir la muestra en el traslado de otras provincias a Guayaquil. “La pérdida de temperaturas podría ocasionar que alguna muestra se afecte, pero nosotros tratamos de reducir al mínimo que esto ocurra”, sostuvo.

Publicidad

La pérdida de temperaturas podría ocasionar que alguna muestra se afecte, pero nosotros tratamos de reducir al mínimo que esto ocurra

Leandro Patiño, coordinador general del Inspi

Uno de los aparatos, comprado a Biomol Ecuador S. A. por $ 148.670, se entregará al centro de investigación del Inspi en Quito; mientras que el segundo (secuenciador capilar), adquirido al proveedor Gustavo Venegas por $ 136.950, se quedará en Guayaquil.

Actualmente, los dos equipos que tiene el Inspi hacen el análisis genómico de unas 96 muestras por semana, aunque su capacidad es para cerca de 500. Y con los nuevos dos equipos, la capacidad se duplicará, explicó el funcionario, quien destacó que esta cifra podría aumentar, porque uno de los nuevos aparatos (secuenciador capilar) puede hacer la identificación de variantes del gen de virus —que tiene 30.000 nucleótidos— o de un fragmento del gen en menor tiempo.

Medidas que aconsejan médicos para evitar contagios de COVID-19 en reuniones y cenas de Navidad y fin de Año

“Podría reducirse las respuestas a 48 horas y, en algunos casos, a 24 horas”, refirió. El tiempo actual de este estudio puede tomar, en promedio, de tres a cinco días. Además, estos aparatos no solo se usarán para la identificación de las variantes del SARS-CoV-2, también se utilizarán —aseguró el coordinador del Inspi— para analizar otros agentes infecciosos, como el VIH y su resistencia a los fármacos, bacterias que son resistentes a antibióticos, entre otros.

El origen de las variantes se dan, explicó la viróloga Aracely Álava, por múltiples causas. Entre ellas, mencionó: por la mutación natural y frecuente de los virus, porque el virus se replica en personas que no están vacunadas y en quienes tienen debilitado su sistema inmune por enfermedades. “Eso hace que no se pueda defender eficientemente (del virus) y que el virus aprenda a variar”, apuntó.

Publicidad

Para shows, eventos en salones, teatro y cines se pedirá en Guayaquil carné de vacunación o resultado negativo de COVID-19

Para Patiño, coordinador del Inspi, el COVID-19 “vino para quedarse y vamos a tener que convivir con él”. Por ello, aseguró que la vigilancia debe ser permanente en este virus, que ha contagiado a 538.218 personas en el país. Otras 33.624 han fallecido, según cifras del Ministerio de Salud (MSP), con corte al 21 de diciembre.

La vacunación sigue siendo la principal estrategia mundial para enfrentar esta epidemia. En el caso de Ecuador, es el primer país en la región que declaró el 22 de diciembre la obligación de inocularse contra el COVID-19 por el aumento de contagios y la circulación de nuevas variantes. De momento, según cifras oficiales, el 70 % (12,4 millones) de la población ha sido inmunizado con las dos dosis completas. (I)

Detalles

Procesamiento de las muestras

El Ministerio de Salud envía las muestras (hisopos) al Inspi para su análisis en laboratorio (de PCR) y, de acuerdo al criterio epidemiológico, se solicita un estudio del genoma. A la muestra se le colocan reactivos para extraer el material genético del virus y, luego, se lo analiza en el equipo secuenciador.

Publicidad

Reactivos

El Inspi adquirió, el 17 de diciembre, reactivos para procesar 6.144 muestras para identificar variantes del SARS-CoV-2 por $ 188.389. Según el proceso, adjudicado a la empresa Biomol Ecuador, el plazo de entrega de estos insumos es de 20 días.