El Cuerpo de Bomberos de Portoviejo realiza una investigación al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) luego del incendio que se registró el pasado 21 de mayo en una bodega que almacenaba insumos médicos y otros implementos de bioseguridad de esta entidad.

El incendio, que duró más de siete horas, se reportó en la calles Vicente Vélez y Eudoro Loor, en la ciudadela 1 de Mayo, noroeste de la capital manabita.

Íngrid Saltos, jefa del Cuerpo de Bomberos de Portoviejo, señaló que la entidad realiza un proceso sancionatorio contra el IESS según las ordenanzas municipales. Además, la Fiscalía General del Estado y el Seguro Social desarrollan sus propias investigaciones del hecho.

La sanción se aplicará según el tamaño del inmueble y el nivel de riesgo. El IESS podría recibir una multa de hasta 20 salarios básicos, es decir, 8.000 dólares.

Publicidad

La funcionaria también indicó que, hasta la fecha, el inmueble incendiado no registra permisos. En el sitio se almacenaban medicamentos e insumos de protección médica. En este caso, dijo, el sujeto pasivo es el IESS, que incluso ha presentado ante el Cuerpo de Bomberos de Portoviejo un contrato de arrendamiento desde el año 2019.

“La sanción iría de acuerdo al informe jurídico que tengo, al sujeto pasivo que tenía el bien inmueble que estaba en arrendamiento”, señaló Saltos.

Además, el pasado viernes llegó a Portoviejo el informe por parte del perito acreditado por Judicatura, que fue un integrante del Cuerpo de Bomberos de Guayaquil.

Saltos manifestó que ese informe coincide con el que elaboraron los bomberos de Portoviejo. Ambos refieren que se desconocen las causas del incendio.

“Lo que sí determinó el peritaje es que, al menos de la conexión del aire acondicionado que visiblemente podía observarse, no hubo un inicio de incendio, ni que fue lo que provocó el incendio”, declaró Saltos. (I)