El seguro de desempleo que ofrece el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) está dirigido a los afiliados que hayan cesado sus aportaciones tras un despido. Este seguro tiene una duración de dos meses a partir del día del cese de aportaciones y mantiene los beneficios por enfermedad y maternidad.

Este plazo puede ser extendido por medio de una solicitud a partir del día 61 de desempleo. Según la información en la página del IESS, el trámite puede ser realizado en los 45 días posteriores del despido (hasta el día 106 de desempleo) y tiene una duración máxima de cinco meses.

El afiliado puede recibir durante este periodo hasta el 70 % del promedio del sueldo que recibió en los últimos doce meses.

El periodo del seguro puede culminar antes si el afiliado registra un aviso de entrada con relación de dependencia, o por hechos fraudulentos o por la muerte del afiliado.

Publicidad

¿Cuáles son las condiciones para acceder al Seguro de Desempleo?

Solo podrán acceder a este seguro los afiliados que hayan tenido sus seis últimas aportaciones consecutivas en una relación de dependencia con su empleador, además de un total de 24 aportaciones no simultáneas.

La razón para el desempleo no debe ser una renuncia voluntaria o por trabajo no remunerado del hogar. Tampoco tendrán este servicio los afiliados al seguro campesino y las personas jubiladas. (I)