Esta mañana, el presidente Guillermo Lasso ratificó el respaldo a las acciones de los miembros de la Policía Nacional en contra de la delincuencia.

Lasso comentó que el miércoles 1 de diciembre recibió a un cabo de la Policía, Santiago Olmedo, quien abatió a dos delincuentes que querían asaltar a un menor, en la provincia de Chimborazo, y que ahora enfrenta un proceso judicial, porta un grillete y podría enfrentar una pena desde los 10 hasta los 13 años de prisión.

“Les digo a los policías que el presidente está de su lado; no del lado de los delincuentes, sino del lado de la Policía Nacional”, dijo Lasso.

Creación de unidad legal que defienda a la fuerza pública no es suficiente; se necesitan cambios de leyes y combatir problema estructural delictivo en Ecuador, según expertos

El Gobierno continúa elaborando el proyecto de Ley de Defensa del Deber de la Fuerza Pública. Lasso señaló que, en el mediano plazo, será necesario incrementar el número de uniformados, tanto de la Policía Nacional como de las Fuerzas Armadas (FF. AA.).

“Muchas gracias al señor presidente, quien se ha mostrado realmente condolido con toda esta situación que me está pasando. Nos ha dado la muestra de total apoyo en el trabajo que cumplimos como Policía Nacional, que es el de precautelar la seguridad ciudadana y el orden público”, dijo Olmedo, luego del encuentro con Lasso. (I)