Ricardo Cabezas-Tulcán

El puente internacional de Rumichaca continúa cerrado al tránsito vehicular y peatonal. Hace 426 días (martes) el Gobierno de Colombia decidió unilateralmente bloquear el ducto para evitar la proliferación de casos de coronavirus.

La medida obliga a los usuarios frecuentes, pequeños comerciantes, contrabandistas, organizaciones dedicadas al tráfico de drogas, dinero y migrantes, entre otros, a utilizar 37 pasos irregulares que comunican a Tulcán con Ipiales y viceversa.

La presión de las cámaras de Comercio de Ipiales y Pasto y las marchas protagonizadas por la Asociación de Comerciantes Unidos de Ipiales han buscado sensibilizar a las autoridades colombianas para que reabran la plataforma bilateral, pero hasta el momento sin resultados.

Publicidad

Un nuevo anuncio realizado el pasado viernes por el ministro del Interior de Colombia, Daniel Palacios, sobre la apertura del viaducto para este lunes 17 de mayo de 2021 quedó solo en eso y generó más expectativas en Ipiales y Tulcán.

Sin embargo, la infraestructura fronteriza continúa obstruida con vallas a los dos lados del límite internacional; mientras que en territorio ecuatoriano, militares y policías brindan vigilancia y seguridad.

Pablo Merino, comandante de la Brigada Andes, informó que los controles fronterizos no solo fueron reforzados en Rumichaca, sino también en los pasos informales de El Brinco y Río Carchi.

Óscar Ruano, gobernador de Carchi, precisó que las decisiones que tome cada país frente al tema sanitario son soberanas; entre tanto, la Cancillería de Ecuador ha insistido en que la reapertura se hará con base en una propuesta conjunta y coordinada.

Colombia abre este lunes su lado en puente Rumichaca, mientras en Ecuador aún no hay fecha y se afirma que ‘negocia’ protocolo binacional

Un comunicado oficial destaca que podría ser paulatina, gradual y ordenada y cuando la situación sanitaria lo permita, y enfatiza que al momento no hay decisión sobre día y fecha para el desbloqueo.

Para Ruano, la determinación sobre libre tránsito por este sector para la movilidad humana y actividades de comercio la tiene la Presidencia de la República con el asesoramiento de la Cancillería y el Ministerio de Salud.

Publicidad

Reunión en Quito el próximo miércoles

Jeimy Termal, presidenta de la Cámara de Comercio de Ipiales, aclaró que el anuncio del secretario de Estado colombiano tiene referencia únicamente con la apertura en el lado colombiano, ya que las autoridades colombianas no pueden negociar algo sobre otro país.

Hasta la tarde de ayer (lunes) los gremios productivos del fronterizo departamento de Nariño esperaban la resolución oficial desde Bogotá referente a este tema. Termal adelantó que el miércoles habrá una mesa técnica en Quito en la que abordarán el tema.

Hay confianza y expectativa en las distintas organizaciones fronterizas sobre el probable desbloqueo; sin embargo, son claras las autoridades en señalar que la última palabra la tiene Ecuador y que para reabrir la frontera colombo-ecuatoriana deben existir consensos.

Ecuador propuso un protocolo binacional para abrir las fronteras con Colombia cerradas por el COVID-19

Ipiales está pidiendo al presidente Iván Duque que sea declarada en emergencia social y económica y no descartan que por seis meses se exonere el impuesto al valor agregado, estrategia que cautivaría a los compradores ecuatorianos que no cancelarían el pago de aproximadamente 20 puntos.

Cristian Benavides, alcalde de Tulcán, insistió en que sería viable el pedido de los sectores comerciales y productivos siempre y cuando los tulcaneños e ipialeños estén vacunados, ya que son poblaciones de alto riesgo.

“Vamos a pedir al presidente Guillermo Lasso que privilegie a la zona de frontera para dar viabilidad a una probable apertura”. Benavides agregó que tienen listos los protocolos de bioseguridad para la movilidad en la región.

Álex Chamorro, presidente de la Cámara de Comercio de Tulcán, considera que no es prudente sanitariamente la petición de sus homólogos de Ipiales. Aún no hay un número considerable de personas vacunadas en los dos lados de la frontera, ni han disminuido los índices de contagio.

Los directivos de este gremio agregan que no hay un pronunciamiento oficial en Ecuador sobre un plan de acción que enfrente las posibles consecuencias tanto en la salud como en la economía local en caso de abrir Rumichaca.

Gasolina ecuatoriana llegó al sur de Colombia; ciudadanos hacen largas filas para conseguir combustible

Edwin Andrade, comandante de la Subzona de Policía Carchi, indica que no hay ninguna disposición oficial para reabrir el puente binacional y que únicamente circulan las unidades de transporte pesado que efectúan el comercio internacional (exportaciones e importaciones) entre las 08:00 y 16:00.

“Se trata de evitar el contagio de la población, si hay una apertura y el servicio de salud en Ecuador es universal, vendrán enfermos de COVID-19 de las vecinas ciudades fronterizas colombianas a ocupar los servicios del hospital de Tulcán que podrían colapsar la casa de salud“, presagió.

Según información de la Gobernación de Carchi, el hospital Luis Gabriel Dávila de Tulcán mantiene 8 camas UCI, 41 hospitalizados por COVID-19, y podría abrirse un tercer piso COVID con 25 camas más en caso de incrementarse los casos. (I)