El Gobierno de Colombia autorizó la apertura del puente internacional de Rumichaca, según informó Daniel Palacios, ministro del Interior del vecino país, este viernes 14.

Palacios es parte de la mesa de diálogo que mantiene el cabildo indígena en la ciudad fronteriza de Ipiales, donde varios ministros colombianos dialogan con diferentes sectores productivos y sociales que lideran el paro nacional en ese país.

“Por instrucción del presidente de la República, en conversación que hemos tenido, a partir del día lunes queda abierta la frontera de Nariño con Ecuador”, manifestó el funcionario colombiano.

Las cámaras de comercio de Ipiales y Pasto piden desde meses atrás abrir el ducto binacional para recibir a los clientes ecuatorianos, que son los que sostienen la economía del sector comercial.

Sin embargo, esta iniciativa deberá ser concertada con el Gobierno del Ecuador, que mantiene cerradas sus fronteras para evitar la propagación del COVID-19. Giovanni Fajardo, responsable del hospital de Ipiales, anunció esta semana que no hay camas en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de esa casa de salud.

La Cámara de Comercio de Tulcán se ha mostrado inconforme con una probable apertura, pues argumentan que no solo afectaría en forma económica, sino también sanitaria a la capital carchense.

Para Cristian Benavides, alcalde de Tulcán, la apertura de esta frontera sería un riesgo, porque al ser la salud universal en Ecuador el hospital local podría colapsar con la llegada de pacientes desde Colombia.

El burgomaestre explicó que sería prudente abrir el viaducto cuando los habitantes de Ipiales y Tulcán estén vacunados. No obstante, aclaró que la resolución de apertura la pueden tomar únicamente los presidentes de ambos países y los ministerios de Relaciones Exteriores. (I)