Chone, Manabí

El vicepresidente de la República, Alfredo Borrero, y el gobernador de Manabí, Juan Francisco Núñez, recorrieron los hospitales Napoleón Dávila Córdova y del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) de Chone, con el propósito de verificar la atención a los pacientes, revisar el stock de medicinas e insumos médicos, y además conocer las necesidades de los médicos, usuarios y sus familiares.

“Vamos a investigar todo, con la finalidad de cambiar el sistema para ustedes. Nuestra razón de existencia como Gobierno son los ciudadanos, la gente más pobre”, dijo el vicepresidente durante el recorrido.

Respecto de la falta de medicinas e insumos médicos, el segundo mandatario señaló que los médicos no pueden hacer la tarea de combatir las enfermedades únicamente con “las manos y el corazón” y se necesita proveerlos de los instrumentos necesarios. “Las cosas van a cambiar”, agregó.

Publicidad

“Vamos a buscar la manera de que nuestros pacientes, que son nuestra razón de ser, sean atendidos con medicamentos, equipos, insumos con prontitud. Vamos a proceder a agilitar esas 12.000 cirugías que están represadas (a nivel nacional)”, dijo el segundo mandatario.

Este recorrido fue sorpresivo para directivos, funcionarios, pacientes y sus familiares, que aprovecharon la visita para indicar que aún hay escasez de ciertos medicamentos y reactivos, por lo que deben comprarlos fuera de los sanatorios de la red de salud pública.

“Estamos muy preocupados no solo por las unidades de salud en Quito, Guayaquil, es de todo el país... se nos han acercado los pacientes a decirnos que no hay los medicamentos, no existen los reactivos de laboratorio en el hospital del IESS y tienen que sacar de su bolsillo para pagar”, dijo el vicepresidente.

Con respecto al hospital Napoleón Dávila, el vicepresidente refirió que se prestará el apoyo necesario para que opere al 100 % en el tiempo menos posible. “Se ha conformado una comisión para revisar los contratos eventuales de 266 profesionales que han ingresado ahora último, ya que se han denunciado anomalías en esos procesos”, agregó.

El vicepresidente anunció que seguirán con estos recorridos porque desean acabar con el mayor problema en los hospitales: la corrupción.

Esta tarde tenía previsto visitar el hospital de contingencia y las obras de construcción del sanatorio Miguel Hilario Alcívar, en Bahía de Caráquez.

Vacunación

El segundo mandatario recomendó a los profesionales de la salud a buscar a los pacientes en caso de no asistir a la aplicación de vacunas contra el COVID-19. (I)