El general brigadier Ronier Ramírez Sandoya, comandante de la Primera División del Ejército Shyris, falleció por complicaciones relacionadas con el COVID-19, tras permanecer internado alrededor de 15 días en el Hospital Militar.

“Los soldados del Ejército nos unimos al dolor que enliuta a nuestra institución y particularmente a su esposa, hijas y familiares”. Ese fue parte de un mensaje que difundió el Ejército ecuatoriano en sus redes sociales.

El jefe militar estuvo al frente desde el inicio de la pandemia en los operativos de control a las medidas sanitarias, restricciones vehiculares y la entrega de ayuda humanitaria.

Distintas entidades como el Ministerio de Defensa, Armada Nacional y el presidente de la República, Lenín Moreno, destacaron su valioso aporte durante su carrera militar y expresaron sus condolencias a sus familiares. (I)