La Agencia Metropolitana de Control (AMC) realizó una inspección en un centro de adiestramiento y hospedaje canino, en el norte de Quito, donde comprobaron que se usaban collares para estrangular a los perros como método de entrenamiento.

El control se realizó este 29 de mayo. Y junto con la Unidad de Bienestar Animal (UBA) hablaron con el encargado del establecimiento, quien aceptó que en su centro se usan collares de ahogo para el adiestramiento de varios animales de compañía.

A la mitad de las mascotas ‘rescatadas’ de las calles de Quito se les aplicó la eutanasia

Esta inspección se realizó luego que la ciudadanía subiera videos a redes sociales y denunciara ante las autoridades municipales este tipo de maltrato que sufrían los perros de esta escuela de adiestramiento.

Publicidad

La AMC corroboró que el establecimiento tenía todos los permisos para su funcionamiento. La UBA se encargó de emitir un informe con el cual se da inicio al procedimiento de sanción de la escuela de adiestramiento canino.

La inspección se realizó por parte de la Agencia Metropolitana de Control en coordinación con la Unidad de Bienestar Animal. Foto: Cortesía UBA

Según el Código Municipal, la sanciones por maltratar a animales de manera física, psíquica o emocional puede generar una multa con un valor hasta de $ 4.600 y la clausura del establecimiento.

Los métodos que se consideran aversivos como parte del entrenamiento canino incluyen técnicas que emplean estímulos negativos, como es el uso de collar de ahogo. (I)