Un deslave ocasionó la muerte de una persona y dejó herido a un adolescente en el sector de San José de Sigsipamba, a 40 minutos de Pimampiro, en Imbabura.

El deslizamiento de material, derivado de las continuas lluvias registradas la tarde de ayer, afectó la vivienda de construcción mixta donde residían los afectados, junto a una quebrada.

Pamela Chamorro, comandante del Cuerpo de Bomberos de Pimampiro, informó que el derrumbe se produjo a las 19:30 de este jueves.

Agua con material pétreo, lodo y ramas descendieron desde la parte alta y cayeron sobre la morada donde vivía una familia de cuatro miembros, destruyendo el tejado de eternit, el tumbado y parte de la construcción.

“El talud se fue contra la casa cobrando la vida de María Juma, de 40 años, y provocando lesiones a Édison Criollo, de 14 años, quien fue enterrado por el lodo debido al desprendimiento de tierra y rocas de la montaña”, explicó.

El sobreviviente fue trasladado a una unidad de salud de la capital cantonal en una ambulancia de la casaca roja. Luis Inagán, de 45 años, y Matías Criollo, de 11, lograron salir ilesos.

Inagán contó que vivieron momentos de angustia, ya que todo fue rápido y solo sintieron que se les vino el material de la montaña encima. Efectivos de los bomberos efectúan trabajos de limpieza e intentan recuperar algunos enseres que resistieron el embate de la naturaleza.

Aún existen capas altas de lodo y piedras en el piso, algunas paredes colapsaron por la fuerza del agua, que incluso derrumbó árboles que fueron arrastrados hasta la parte baja de este sector.

Mientras, maquinaria municipal realiza trabajos de limpieza en la carretera de tercer orden, donde se registran montículos de tierra que fluyeron de las partes altas de esta comunidad. (I)