Cuenca, AZUAY

Un nuevo femicidio ocurrió en Azuay. Esta vez la víctima fue una mujer de 22 años, que deja a dos niños en la orfandad. El principal sospechoso es un adolescente de 16 años, quien ya fue retenido por las autoridades.

Este sería el tercer crimen de este tipo que ocurre en la provincia en lo que va de mayo.

Ocurrió en la comunidad Cochaseca, perteneciente a la parroquia El Progreso, del cantón Nabón. La víctima fue identificada como Julissa Tannt Freire, de 22 años, quien se dedicaba a labores agrícolas y domésticas, dijo Freddy Ramón, un vecino que ayudó a trasladar el cadáver de la joven a la salida del Centro Forense de Cuenca.

Publicidad

Niña de 5 años fue estrangulada en Cuenca; detienen a padrastro como sospechoso

Esther Jaramillo, otra vecina que acompañó a retirar el féretro, contó que todo se descubrió por el suegro de Julissa, quien no la encontró la mañana del jueves 19, cuando los pequeños debían ir a la escuela.

La noticia afectó a todos, dijo la mujer, porque en esta comunidad rural estas situaciones nunca se habían dado; esta sería la primera vez.

En los exteriores del Centro Forense, los allegados a Julissa también recibieron el informe médico legal. “Ahí nos indican que es femicidio. (...) Estamos consternados con esta noticia. (…) Lo que sale es asfixia con un cordón”, refirió Fanny Ramón, otra moradora de Cochaseca.

Esta versión fue ratificada por el fiscal de Azuay Leonardo Amoroso, quien detalló, además, que aparentemente Julissa y su presunto asesino eran pareja. El hecho se habría dado luego de una discusión. “La víctima es golpeada y posteriormente estrangulada con un cordón. (…) Se pudo ubicar a la persona y, al tomar contacto con él, habría indicado sobre este particular; y se encontró en su poder un celular que pertenecía a la víctima”, dijo el fiscal.

Publicidad

Supuesto femicidio y posterior suicidio causan consternación en barrio de Quevedo

Alrededor de las 11:00 de este viernes 20, el cadáver fue trasladado al Centro Forense. Luego, en una camioneta se lo llevó a Nabón, en donde será velado.

El pedido de los conocidos de la mujer asesinada es apoyo de las autoridades para los niños que quedaron en la orfandad.

El suceso alarmó a la población azuaya, ya que es el tercer femicidio que ocurre en la provincia. El miércoles 4 de mayo, María Rosario Quituisaca Tenecota, de 38 años, fue golpeada por su exmarido, quien luego arrojó el cadáver al río Tomebamba. Dos días después, el viernes 6, Eliana Tamay fue asfixiada por su padrastro.

Del primer caso se detuvo al presunto autor, que permanece en el Centro de Privación de Libertad de Turi. Del segundo, solo el padrastro está en prisión; la madre, quien también está acusada de femicidio, recibió medidas sustitutivas mientras avanzan las investigaciones. (I)