Cuenca

La presunta agresión sexual de un adolescente de 15 años a un niño de 5, ambos estudiantes de un plantel fiscal ubicado en el centro de Cuenca, conmocionó a la ciudad.

El tema ya se investiga en la Fiscalía y el Ministerio de Educación activó algunos protocolos.

El testimonio de la madre de la aparente víctima es desgarrador y para evitar la revictimización prefirió el anonimato, pero no el silencio. Su voz denotó indignación, pero al mismo tiempo fue firme al relatar lo que habría ocurrido el pasado miércoles 11 de mayo en el baño de la institución.

Publicidad

Presunto responsable de violación a estudiante de colegio de Quito fue detenido, según Policía

Ese día, narró, mientras retornaban a casa todo estaba relativamente normal. Notó algo diferente en el caminar del niño, pero ese momento no le prestó mayor atención. Llegó y se acostó, luego vinieron los estragos. Que le dolían las piernas y la cabeza, le dijo el menor a su madre.

Tiempo después, ella le limpió la zona del ano con un algodón en el cual quedó impregnada una mancha de sangre. Desde ese instante todo cambió, dijo la mujer, porque ante la insistente pregunta de ¿qué te pasó?, la respuesta del menor era: “Me voy a morir”.

La madre contó que el niño se volvió a dormir, pero que en la madrugada no dejaba de gritar que le dolía esa parte del cuerpo. Luego de un rato, llorando y temblando, el menor confesó a su madre que un niño mayor le había introducido el dedo en el ano.

La mujer dijo que acudió a pedir explicaciones a las autoridades del plantel, que la escucharon y luego junto con su hijo los llevaron a un balcón interno que da al patio. Ahí, el pequeño reconoció a su presunto agresor, quien como si nada jugaba índor con otros amigos.

Publicidad

Ambos entraron en estado de shock, mucho más el pequeño que se acostó en el piso, en señal de miedo.

Ante tal escena, la respuesta de la funcionaria del plantel fue “Verá, señora, yo ya voy a tomar cartas en el asunto y yo no quiero que esto salga de la escuela”.

La supuesta agresión sexual fue conocida por el Ministerio de Educación. La directora distrital norte, Mery Vicuña, relató que activaron algunos protocolos.

El viernes se levantó información, se dio a conocer al distrito, se denunció a la Junta Cantonal de Protección de Derechos, a la Fiscalía y se realizó un acompañamiento de los docentes en horas del recreo.

Publicidad

Durante una rueda de prensa que Vicuña ofreció el lunes en la tarde afirmó que al niño “emocionalmente no se le ve afectado, es más, hoy en la mañana (lunes) acudió a la escuela”.

Denuncian a profesor por supuesto abuso sexual en el sur de Guayaquil

Pero a los pocos segundos se contradijo al mencionar que en “este momento no está, el niño supuestamente agredido no está en clases”, luego volvió a contradecirse en estos términos: “El niño hoy llegó y quiso quedarse en clases”.

También reconoció que tienen la identidad del presunto agresor, a quien se le va a hacer un acompañamiento emocional y psicológico.

El fiscal de Azuay, Leonardo Amoroso, lamentó el hecho e informó que la denuncia se receptó el viernes y están a la espera del resultado del examen médico-legal proctológico, pero mientras tanto se abrió una investigación previa que es de carácter reservado por tratarse de un delito sexual sin comprobar, en donde están vinculados menores de edad. (I)