CUENCA

Con la presencia de decenas de ciudadanos, la noche del pasado domingo, en Cuenca se encendió uno de los árboles navideños considerados de los más grandes del país.

La estructura permanecerá hasta el 10 de enero de 2022 en el parque Miraflores, en el norte de la ciudad.

Publicidad

Rodeado de ornamentos alusivos a la festividad, el árbol de 35 metros de alto y una base de 20 metros de diámetro está cubierto con 22.000 puntos de luz tipo LED programables, que permiten a los visitantes disfrutar de diversos juegos de iluminación y escenas que se renovarán cada semana.

Para el montaje de este proyecto mecánico y eléctrico trabajaron 30 personas.

En el parque Miraflores se iluminó árbol gigante y varios elementos decorativos. Foto: Johnny Guambaña

El encuentro del domingo pasado se inició a las 18:30 y contó con la presencia del arzobispo de Cuenca, Marcos Pérez, quien emitió un breve discurso en el que destacó que en medio de las luces, que son consideradas un símbolo de fe, empieza la temporada navideña en la ciudad. Al terminar su intervención, el religioso dio una oración y bendijo la jornada.

Minutos después, el alcalde Pedro Palacios, acompañado de su esposa, Yadira Palacios, recalcó el valor de la familia y la fe de los cuencanos en el desarrollo de la sociedad.

Agradeció a los ciudadanos por enfrentar la crisis sanitaria guardando un equilibrio entre el cuidado de la vida y la salud y la reactivación económica, aspecto que es considerado para instalar el árbol en distintas zonas cada año, pues este tipo de espacios dinamizan su entorno.

Publicidad

Terminando su discurso, junto con su familia y otras autoridades realizó el conteo regresivo que estuvo acompañado por los presentes para dar paso al encendido del árbol más grande del Ecuador.

En este año el árbol está acompañado de un circuito navideño a su alrededor. En familia se puede recorrer un sendero iluminado por flores multicolores y a cada paso se ven alegorías de diferente tipo, como un regalo gigante, un bombillo de cuatro metros de altura, ángeles de luz, peces y conejos, hasta terminar al pie del nacimiento gigante.

Un aspecto que destacó el concejal Omar Álvarez es que con esta actividad no solo se revive la fe de las personas en tiempos ya difíciles como el de pandemia, sino también la economía, por la presencia de comerciantes que venden artículos alusivos a la temporada, como gorros, luces, entre otros.

Las luces de este parque temático navideño se encienden a las 18:00 de lunes a domingo.

Publicidad

En Machala

El próximo 12 de diciembre, en el interior del parque urbano Zoila Ugarte de Landívar se iluminará otro árbol navideño gigante.

Este año, la estructura alcanzará 36 metros de altura, según encargados de la obra de instalación que se inició el domingo pasado. (I)