Cuenca-Redacción

Ante la alerta de posibles nuevos traslados de reos de alta peligrosidad del Centro de Privación de Libertad de Santo Domingo hacia el centro carcelario de Turi, las autoridades locales de Cuenca convocaron a una asamblea ciudadana para tratar el tema de la seguridad.

La principal exigencia es que no se traiga a más reos de alta peligrosidad y que se respete el carácter regional con el que se construyó el reclusorio ubicado en la parroquia rural de Cuenca.

Los problemas en Turi no son nuevos. El último incidente ocurrió el 3 de abril pasado. Ese día fueron asesinados veinte privados de la libertad, seis de ellos decapitados, según información emitida desde la Fiscalía.

Publicidad

El que convoca a esta Asamblea es el alcalde de Cuenca, Pedro Palacios, quien a través de un comunicado clamó para que se “respete” a la ciudad, y sostuvo que harán todo lo posible para que retorne la seguridad y la paz ciudadana.

Crisis carcelaria: Depuración de personal e implementación de tecnología, entre las acciones inmediatas que sugieren especialistas tras masacre

El acto será desde las 17:00 de este martes 10 en el Salón de la Ciudad del cabildo cuencano.

El presidente del Gobierno Parroquial de Turi, Paúl Pañi, contó que, a pesar de contar con este “vecino”, la vida en esta localidad se ha mantenido relativamente tranquila.

Sin embargo, el dirigente sostuvo que, por lo ocurrido este lunes 9 en Santo Domingo, “el sistema carcelario en el país colapsó”. Aquello le genera nerviosismo y tensión, dijo.

Publicidad

Su principal preocupación es que a Turi no solo llegan los reos, sino también ciertos allegados o conocidos de ellos que podrían desencadenar problemas de seguridad ciudadana. Paúl Vera, un comerciante del centro histórico, contó que algunos de estos visitantes deambulan en las calles buscando a quién atracar o qué local robar.

Siete hechos violentos en cárceles de Ecuador han causado, al menos, 380 muertos

José Manzano, presidente del barrio Nueve de Octubre, uno de los más conflictivos de la urbe por la presencia de microtráfico de drogas, prostitución y delincuentes, arguyó que, con el paso de los años, el tener en Cuenca una cárcel nacional deriva en problemas en algunos sectores como el suyo, en el que considera que hay problemas por ladrones.

Uno de los hechos recientes de delincuencia ocurrió hace un par de semanas en el centro de la ciudad, en las calles Benigno Malo y Lamar, donde un negocio de venta de celulares fue vaciado en la madrugada.

Esta mañana, en un recorrido realizado por este Diario en las inmediaciones del Centro de Privación de Libertad de Turi, existía aparente normalidad hasta las 10:20. Luego, se observó el movimiento de policías, militares y agentes de tránsito que bloquearon los accesos. Se hablaba de un posible amotinamiento, pero aquello fue descartado por el gobernador del Azuay, Matías Abad.

Publicidad

Gendarmes de la Policía realizaron una requisa en el centro.

Abad indicó que no existen disposiciones de traslados de reclusos desde prisiones de otras localidades hacia ese centro azuayo.

Esta noche, el alcalde Palacio difundió las resoluciones de la asamblea, entre esas rechazar algún traslado de reos a Turi, exigir al presidente de la República que se convierta en regional a dicha cárcel y delegar la competencia de la misma con la asignación de recursos.

Además, la asamblea resolvió que se convoque a una marcha por la seguridad el próximo 19 de mayo. (I)