El Instituto de Microbiología de la Universidad San Francisco de Quito (USFQ) dio a conocer los resultados del secuenciamiento genómico de las muestras recopiladas en varias provincias del país de casos positivos de COVID-19 durante las últimas dos semanas.

De acuerdo con el balance reportado este lunes, la institución reportó el primer caso de la variante P.1 (brasileña) en la provincia de El Oro, también el primer caso de la variante B.1.1.7 (Reino Unido) en Santo Domingo, el primero de la variante B.1.526 (Nueva York) en Galápagos.

El Instituto además indicó que encontró la variante B.1 con la mutación E484K, que tendría la capacidad de reducir la inmunidad natural de la infección o por vacunas.

“Aumento de B.1.526, C.37 y de B.1.1.7 en Manabí, El Oro, Santo Domingo, Sucumbíos, Loja, en conjunto con Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL) y Pichincha”, se indicó.

El investigador Paúl Cárdenas señaló que las variantes detectadas en enero han sido desplazadas por las variantes de interés y de preocupación.

El Hospital General de Machala del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) explicó que las muestras de las variantes P.1 y B.1.1.7 en El Oro correspondían a pacientes que han estado internados en esa casa de salud. Además, informó al Ministerio de Salud para que active el cerco epidemiológico y que también se realizaron los protocolos para evitar el contagio de estas variantes.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha clasificado cuatro variantes como de preocupación: británica (B.1.1.7), sudafricana (B.1.351), brasileña (P.1) e India (B.1.617). (I)