Santo Domingo

La mañana de este miércoles, la Policía desarrolló un control en el acceso a La Concordia, en la provincia de Santo Domingo de los Tsáchilas, que permitió el decomiso de 127 granadas cuyo destino presuntamente eran las disidencias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que operan en la frontera norte entre Ecuador y Colombia.

Los agentes hicieron la señal convencional de pare al conductor de un jeep color azul y luego del respectivo chequeo detectaron 119 granadas de mano de fragmentación (tipo limón) y 8 granadas de mortero en el interior del automotor.

El conductor del vehículo, identificado como Anderson A., fue aprehendido y se abrirá una investigación en su contra por el presunto delito de tráfico ilícito de armas de fuego, municiones y explosivos no autorizados.

El detenido registra dos antecedentes judiciales por tráfico ilícito de sustancias sujetas a fiscalización y existencia del delito, al igual que por asociación ilícita, en 2017 y 2020, respectivamente.

La Policía indicó que el cargamento habría ingresado al país desde la frontera sur y su destino final sería Colombia para abastecer a los grupos irregulares. (I)