TULCÁN

Mateo Puerres, un joven tulcaneño de 20 años, salió el pasado 6 de enero de su hogar para dirigirse a Ipiales con el propósito de divertirse junto con su hermano en los Carnavales de Negros y Blancos, y sufrió un percance cuando cruzaba el límite internacional.

Cuando los dos hermanos decidieron regresar a casa, no lo hicieron por el puente internacional de Rumichaca, sino caminando por un paso fronterizo no autorizado, del que Mateo cayó al río internacional Carchi - Guaytara, que une a Ecuador con Colombia, a 8 km de Tulcán.

Publicidad

Desde ese fatídico día, sus familiares y organismos de socorro iniciaron la búsqueda y lo localizaron este jueves 7 de marzo, es decir, 61 días después.

La corriente del río, las lluvias y la inaccesibilidad que hay en algunos lugares de la ribera del afluente no permitían identificar el cuerpo, explican bomberos de la unidad local.

El cuerpo de una persona que presenta dos disparos en la cabeza fue rescatado del río internacional Carchi

Familiares y amigos, quienes no desmayaron en seguir con la búsqueda por el lugar donde cayó Puerres, lograron localizarlo la tarde de ayer, en un área profunda del río, en una suerte de cueva, muy cerca al viaducto internacional de Rumichaca.

Publicidad

Existe la presunción de que el cuerpo del occiso fue arrastrado por el agua y quedó atrapado en medio de ramas y palos, como indicaron sus familiares, en un sitio difícil de avistar desde la carretera o desde fincas del territorio colombiano.

Un ecuatoriano y una pareja venezolana son buscados desde hace 10 días tras caer a las aguas del río Carchi, en el límite internacional

Mateo Nicolás residía en el barrio El Polígono, en el sector suroccidental de Tulcán, donde era conocido por sus vecinos que estuvieron en el rescate del cadáver. Ellos aseguran que fue un chico sociable, colaborador y respetado por la vecindad.

Publicidad

Sus padres comentan que se dedicaba a la agricultura y como a muchos muchachos le gustaba divertirse.

“Ese día se fue a los carnavales en la vecina ciudad (Ipiales) y ya no regresó vivo, desde entonces no hemos descansado hasta encontrarlo”, añadió su acongojado padre.

Después de un mes recuperan cuerpo sin vida de ciudadano que cayó en el río Carchi

Los efectivos bomberiles, que debieron utilizar cuerdas, escaleras y un equipo especial para extraer el cuerpo, manifestaron que estaba en estado de descomposición. Sus familiares le reconocieron por algunas características y la ropa que vestía el día que salió de su hogar.

El padre al ser preguntado por qué sus hijos habrían retornado por una trocha no autorizada que conecta con el río binacional, respondió que sus vástagos eran consumidores de estupefacientes y quizás por el miedo a que les detuvieran al cruzar el puente internacional optaron por esta ruta peligrosa donde no hay controles.

Publicidad

Cinco horas tomó a bomberos y personal de Criminalística recuperar el cadáver, que fue subido por una ladera empinada, con espesa vegetación y de difícil accesibilidad, posibilitando el protocolo de extracción. (I)