Desde el lunes no se detienen las tareas de búsqueda de dos personas que aún permanecen desaparecidas luego del aluvión que se registró en la parroquia Río Negro, del cantón Baños de Agua Santa, hecho que además de los daños materiales dejó como saldo la muerte de otras tres víctimas, cuyos cuerpos fueron localizados en medio de los escombros.

El coronel Patricio Baquero, comandante de la Subzona 18 de la Policía Nacional en Tungurahua, ratificó que luego del aluvión que se registró el domingo, pasadas las 21:00, además de los daños a infraestructura turística y pública hubo el fallecimiento de tres personas, mientras que otras dos aún siguen extraviadas.

Dijo que desde el momento de la alerta la Policía Nacional se activó con las unidades del Grupo de Operaciones Especiales (GOE), así como desde el lunes con la ejecución de sobrevuelos con el helicóptero a fin de respaldar las operaciones que se ejecutan en tierra, mientras que desde el martes se sumó la unidad canina de búsqueda y salvamento para apoyar en la localización de los cuerpos que siguen en calidad de desaparecidos.

Comentó que en ciertos momentos no se pueden hacer los sobrevuelos por las malas condiciones climáticas en la zona.

Baquero afirmó que lo que se pretende es recuperar los cuerpos de las dos personas, por lo que durante esta semana o hasta cuando las condiciones lo permitan continuarán con las tareas de búsqueda y rescate.

También dijo que la experiencia del personal policial de rescatistas les hace pensar que los cuerpos pudieron haber sido arrastrados hacia una zona más lejana del sector del aluvión, ante lo cual las labores de búsqueda se extienden a mayor distancia.

Colecta de ayuda

A través de un comunicado, el Municipio de Baños de Agua Santa informó que ante la tragedia natural que se registró en el caserío Las Estancias se realiza una colecta de alimentos no perecederos y agua purificada para canalizarlos a las familias damnificadas. Los puntos de acopio son Acción Social de la municipalidad y la Junta Parroquial de Río Negro.

Por su parte, Jorge Grijalva, subdirector de Pastoral Social de la Diócesis de Ambato, informó que a través del banco de alimentos ya se canalizaron 50 raciones para apoyar a las familias damnificadas por el aluvión. (I)