La crisis económica ha mermado las capacidades del sistema de gestión de riesgos por la falta de recursos y personal, en los últimos años. No obstante, el director del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias, Cristian Torres, sostiene que buscan la forma de usar de forma eficiente el presupuesto de este año para preparar al personal de rescate y sumar equipos y programas ante los potenciales eventos adversos de la naturaleza y aquellos que ocurren por influencia del hombre.

Torres, quien registra funciones en la otrora Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos entre 2014 y 2016, destaca la firma de un acuerdo interinstitucional para la reducción de los riesgos de desastres que se realizará, en Quito, este miércoles 13 de octubre, día en que se conmemora ese objetivo.

¿Cuáles son los principales escenarios de riesgos por desastre que podrían afectar al territorio nacional?

El perfil costero tiene el peligro siempre de que ocurra un sismo de gran magnitud y consecuente tsunami. Tenemos volcanes e inundaciones. Vamos a trabajar desde los territorios para que sigan trabajando en la reducción de riesgos y en la preparación de la respuesta, como Servicio de Gestión de Riesgos hemos acreditado a unidades de búsqueda y rescate urbano o USAR (Urban Search and Rescue, según siglas en inglés) (en la actualidad, el país cuenta con 480 personas acreditadas USAR) que tienen equipos y autonomía operacional. Recordemos que Ecuador está expuesto a grandes terremotos como el del 2016, sino también a grandes terremotos que pueden ser de menor impacto, pero que pueden sobrepasar la capacidad de respuesta de una localidad. En esos momentos es que se activan las unidades USAR.

Publicidad

(Frente a las costas del Ecuador, la placa de origen oceánico de Nazca se introduce o subduce por debajo de la placa sudamericana. Según el último informe especial del Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional, ese acoplamiento ha generado sismos de fuerte magnitud en varias zonas cercanas a poblaciones costeras. Por ello, el IG monitorea con énfasis esa parte del mapa).

Frente a las costas del Ecuador, la placa de origen oceánico de Nazca se introduce o subduce por debajo de la placa Sudamericana. Cortesía: IG.

¿Cuál es el presupuesto para la reducción de riesgos de desastres?

Para el presupuesto de inversión como tal de servicio el año en curso es de un millón y medio de dólares, y el presupuesto corriente que incluye sueldos, este tipo de cosas mayormente, es de $ 9,7 millones. Cuando entramos como nueva administración, el servicio estaba bastante debilitado por el despido que hubo de personal técnico capacitado dentro de la misma institución, que por recortes presupuestarios se realizaron en años anteriores, y por lo cual también nos dificulta el trabajo. Sin embargo, la meta es ir recuperando hasta un nivel óptimo nuestras capacidades personales.

¿Qué actividades se desarrollan para dar mantenimiento a los equipos y seguimiento a los programas de prevención de riesgos? Tenemos un sistema de alerta temprana de tsunami, con rutas de evacuación, por ejemplo.

Tenemos las sirenas de alerta temprana de tsunami instaladas: 152 sirenas para tsunamis y 26 para inundación. Estas sirenas tienen un proceso continuo de evaluación. Precisamente, el próximo mes vamos a hacer una simulación, un ejercicio de escritorio, para medir los tiempos de activación de estas sirenas, una vez que se suscita un escenario de sismo. También el próximo año haremos el simulacro nacional de alerta de tsunami, que en este año no se pudo hacer por el tema del COVID.

Enjambre sísmico frente a las costas de Manabí, reporta el Instituto Geofísico de Ecuador

Otro frente por atender es la situación de carencias que presentan muchos cuerpos de bomberos a nivel nacional. ¿Conocen la realidad de los 221 cantones?

Publicidad

Son 221 cantones que tienen 221 realidades distintas. Los problemas de los bomberos pueden ser conocidos, sin embargo, nosotros vamos a iniciar en este mes, a más tardar en noviembre, diálogos con las tres jefaturas zonales de los cuerpos de bomberos. A nivel nacional, los bomberos están estructurados en tres jefaturas zonales y cuatro provinciales. Las tres jefaturas zonales son: Guayaquil, Quito y Cuenca; y, a través de ellos vamos a realizar un trabajo en territorio para recopilar los problemas que tengan los bomberos actualmente. La primera fase será aquella en la que se identificará si se puede solucionar eso de inmediato, procedemos a solucionarlo, en lo que refiere a la normativa. Lo segundo, se van a coordinar soluciones con los otros ministerios.

Tienen problemas estructurales, administrativos, un sinnúmero de problemas.

Hay problemas en las edificaciones, falta de habitaciones adecuadas, por ejemplo, según la información que hemos conocido. Jama es uno de los cantones que tiene un cuerpo de bomberos con muchas necesidades que no se solventaron, pese a que el gobierno de Rafael Correa recaudó impuestos y receptó ayuda de la empresa privada y asistencia internacional para reconstruir las provincias afectadas.

El proceso de reconstrucción estuvo a cargo de una secretaría y luego eso pasó al Ministerio de Transporte y Obras Públicas. Conversé con el ministro Cabrera (Transporte y Obras Públicas), creo que en aproximadamente un mes van a lanzar a concurso la reconstrucción de dos cuerpos de bomberos y con el tiempo serán ocho en total (...).

El uso que se le pudo haber dado a los recursos, yo no puedo juzgar a nadie, eso ya la justicia se deberá encargar. En el caso en que las instancias de control requieran información de todo tipo, el servicio dará cuenta de lo que reposa aquí en administraciones anteriores.

Pese a que son entidades autónomas hay problemas que se les sale de las manos. ¿Puede intervenir el Estado con recursos económicos?

Entonces, hay que ver la manera cómo el Estado pueda facilitarle ayuda. Estamos trabajando con el Banco del Estado para poder crear productos financieros, beneficiosos para ellos, para que puedan -mediante proyectos definidos- acceder a crédito.

Más de 60 movimientos telúricos se han registrado frente a costas manabitas en 14 días

Más allá de las soluciones emergentes, el país necesita un plan nacional de prevención que ayude a mitigar los estragos de posibles desastres. ¿Cuál es el plan a mediano y largo plazo?

En el acuerdo que vamos a firmar el miércoles se trazan unas líneas muy específicas, pero a la vez una como como paraguas para que los otros ministerios que lo van a firmar puedan incluir actividades específicas para la reducción del riesgo desastres en el ámbito de sus competencias: la Secretaría de Planificación, el Ministerio de Transportes, el Ministerio de Vivienda, el Ministerio del Ambiente, el Ministerio de Educación, de Salud. El acuerdo será publicado oportunamente una vez firmado y como te digo es el paraguas para que otras instituciones sigan reforzando su trabajo en la reducción del riesgo de desastres.

Cabe recalcar esto está marcado dentro del Plan Nacional de Desarrollo, en el cual tenemos como política de gestión de riesgos impulsar la reducción de riesgos de desastres y atención oportuna de emergencias.

Por ejemplo, ¿qué acciones o medidas podría tomar el Ministerio de Vivienda a propósito de los objetivos de ese gran acuerdo?

Con el Ministerio de Vivienda se trabaja para que los planes habitacionales que se construyan a futuro estén desarrollados en zonas seguras, así reduces el riesgo de desastres. También transversalizar las normas de construcción. (I)