Cuenca

Las lluvias dieron un poco de tregua a los cantones azuayos y con el transcurso de las horas empezaron a descender. El problema más complicado se presentó en el cantón Paute, donde un derrumbe mantiene aislada la comunidad Huachi Lazul.

Según las previsiones de la empresa municipal Etapa, las precipitaciones empezarán a disminuir su intensidad en los próximos cuatro días.

El derrumbe en Paute tiene una magnitud aproximada de 600 metros cúbicos, lo que cubrió un tramo de la vía principal que tiene 150 metros de largo por 15 de ancho.

Publicidad

Una vivienda llegó a la vía Loja-Zamora arrastrada por el agua y escombros

Según la información emitida desde el Gobierno Parroquial de Dug Dug, esto aisló a cerca de 700 habitantes de la zona.

En el cantón azuayo Paute, las lluvias causaron inundación del parque lineal ubicado cerca a las orillas. Cortesía Municipio Paute Foto: El Universo

En su intento de rehabilitar por lo menos un carril, se activó un plan de contingencia entre la Municipalidad de Paute, la junta parroquial de Dug Dug y la Prefectura del Azuay.

Otro de los cantones afectados fue Gualaceo, donde el desbordamiento de los ríos San Francisco y Santa Bárbara generó algunas inundaciones que afectaron a 17 casas, de las cuales una fue evacuada, según su alcalde Gustavo Vera.

Estado de vías en Azuay y Amazonía: deslizamientos bloquean tramos de carreteras

Eso ocurrió principalmente en horas de la mañana y alrededor de las 15:50 refirió que aunque los caudales están bajando y la situación vuelve a la calma, la alerta se mantiene y hasta preparan dos albergues, en caso de que sean necesarios.

Publicidad

En donde sí hubo problemas fue en la planta de captación y potabilización de agua potable, que por efectos de la turbiedad se afectó y no se pudo dar este servicio. Algo similar ocurrió en Paute, donde su alcalde Raúl Delgado también espera que las condiciones mejoren y el servicio se restablezca.

En cuanto a vialidad, la principal autoridad de Gualaceo reportó problemas en la vía que conduce a la Amazonía, del sector Laguna de Mailas hacia adelante, situación que complicó el tránsito normal hacia ese poblado.

En el caso de Cuenca las lluvias pasaron poco a poco, pero la alerta se mantiene. Kevin Prado, un policía municipal de Cuenca, contó que en el cauce del río Yanuncay encontraron a varias personas lavando prendas e intentando pescar por lo que fueron retiradas inmediatamente de las zonas aledañas.

Suben caudales de ríos en cantones azuayos y comienzan a causar estragos en comunidades; lluvias generan también deslizamientos

Un hecho interesante que ocurrió este día fue el rescate de un caballo de las aguas del río Tomebamba. El equino cayó, pero al poco tiempo fue rescatado por un equipo especializado de Bomberos Cuenca y devuelto a su dueño en el sector de Balsay.

Publicidad

Cierre vial

Debido a los deslizamientos, la vía Cuenca-Molleturo-El Empalme estará habilitada únicamente de 05:00 a 19:00. (I)