Ambato

Las primas Jenny Aldaz y Delida Aldaz, dos jóvenes universitarias que habrían estado realizando un trabajo académico, fueron sorprendidas por la creciente inesperada de un riachuelo en la comunidad La Palma, parroquia Salinas, Guaranda, provincia de Bolívar.

Según Freddy Favicela, teniente político de Salinas, el hecho sucedió cuando las jóvenes, luego de las clases virtuales, salieron a recoger unas muestras de agua en una vertiente; pero, al parecer, por la situación invernal que soporta parte de Bolívar, hubo una avalancha que arrastró lodo, ramas y árboles sin dar tiempo para que las chicas escaparan.

Publicidad

“Inmediatamente la comunidad se puso en la búsqueda desde este jueves en la tarde, con la ayuda de los bomberos de Guaranda y Gestión de Riesgo; pero, llegada la noche, se suspendieron las tareas, que se retoman este viernes en la mañana”, aseveró Favicela.

‘Nos preocupa el tema productivo porque muchos cultivos quedaron bajo el agua’: lluvias dejan serias afectaciones en cantones de Bolívar

Informó que se comunicó con el ECU911 para ver si se gestiona la ayuda de un helicóptero, así como la Policía Nacional y, si es posible, las Fuerzas Armadas, con el propósito de que se unan a la búsqueda que realiza la comunidad.

“Ojalá se les pueda encontrar a las jóvenes con el fin de que las familias les puedan dar cristina sepultura”, aseveró.

Publicidad

El teniente político de Salinas indicó que el suceso se registró en un riachuelo, pero que en la temporada invernal se convierte en un verdadero río que, si las lluvias son fuertes, es bastante caudaloso.

El funcionario se lamentó de que la temporada invernal llegó con fuerza a la zona, porque, cuando sucedió el hecho con las jóvenes universitarias, a alrededor de 300 metros, la comunidad se encontraba haciendo una minga para, con maquinaria enviada por el Municipio de Guaranda, limpiar un deslizamiento que se produjo por las lluvias.

Publicidad

Puente y plantaciones de localidades de Echeandía quedan afectados por creciente de río

“El deslizamiento dejó afectaciones con terrenos destruidos, pérdida de ovinos y bovinos, así como la ruptura de una tubería de agua. También hemos gestionado apoyo del MIES (Ministerio de Inclusión Económica y Social) para que haya un aliciente en esta situación difícil y dura que vive nuestra comunidad”, aseveró Favicela. (I)