Las llantas pueden sufrir alteraciones como rasgaduras, pinchazos, golpes o desgaste prematuro, durante los recorridos diarios. En Ecuador, la Agencia Nacional de Tránsito considera dentro de sus 28 causas probables de siniestros viales las fallas mecánicas en los sistemas de neumáticos.

“La vida útil de los neumáticos se puede ver comprometida por errores durante la conducción, en especial aquellos que se cometen al emplear de manera inadecuada el sistema de frenado y arranque”, explicó Carlos Leal, Director de Flotas de Automundial.

De acuerdo con la Agencia Nacional de Tránsito, en Ecuador, cada año mueren 1.200 personas en accidentes de tránsito, si bien no todas son a causa de imperfectos en los neumáticos, es necesario llevar un control sobre las ruedas de los automotores.

Según el Código Orgánico Integral Penal (COIP) en el art. 383, “La persona que conduzca un vehículo cuyas llantas se encuentren lisas o en mal estado será sancionada con pena privativa de la libertad de 5 a 15 días y disminución de 5 puntos en la licencia de conducir”. En el caso de un transporte público, la pena es doble.

Publicidad

La empresa especializada en la fabricación de neumáticos, Michelin, indica en su sitio web que luego de cinco años de uso es necesaria una revisión del producto.

¿Es hora de cambiar los neumáticos?

La compañía Michelin recomienda cambiarlos de inmediato si:

  • La banda de rodamiento está desgastada más allá de los niveles de profundidad de la banda de rodamiento recomendados.
  • El costado tiene daños.
  • Cualquier orificio en la banda de rodamiento es mayor de 6 mm de diámetro.
  • La cuenta está dañada o deformada (la cuenta es el borde de la llanta que se asienta sobre la rueda).

Principales errores

  • Velocidad: Exceder la velocidad límite de una vía puede ser altamente peligroso, pero además, es un error que desgasta de manera prematura los neumáticos del vehículo.
  • Arranques bruscos: Esta acción puede suceder cuando el vehículo se encuentra en una zona poco estable, llevando a emplear mayor fuerza y aceleración sobre los neumáticos para impulsarlo y ponerlo en marcha, desgastando únicamente su parte central.
  • Frenos: El uso excesivo del freno, es un error común tanto en conductores experimentados como novatos y desgasta las llantas de manera inmediata.
  • Conducción agresiva en zonas erosionadas: Es muy importante considerar la velocidad y el tipo de neumático con el cual trabaja el vehículo, pues si esto no sucede, lo más seguro es que exista una rasgadura, golpe, deformación o ruptura del remanente de caucho.

Kilometraje o tiempo de vida

El kilometraje recorrido no es el único factor determinante para definir cuándo cambiar una llanta.

De acuerdo a los fabricantes, el cuidado adecuado prolonga la vida útil del neumático.

Tras cinco años o más de uso, hay que hacer inspeccionar los neumáticos por un profesional, al menos una vez al año. Al hacer la revisión de cada 5 mil o 10 mil kilómetros, o en el cambio de aceite, se puede optar por rotar y alinear los neumáticos. Rotar significa que se cambian las llantas traseras a la parte delantera y viceversa para tratar de que haya un desgaste parejo.

El máximo de vida útil de las llantas son diez años, también depende de la marca. Si no se llegaron a reemplazar los neumáticos 10 años después de su fecha de fabricación, se recomienda reemplazarlos por nuevos, aunque sea por precaución y aún si parecen estar en condiciones aceptables. Lo mismo para los de repuesto aunque se hayan usado muy poco.

Finalmente, de acuerdo a expertos de la empresa Continental Tire, al momento de reemplazar tus llantas, lo recomendable es comprar un juego completo, pues conducir con neumáticos desiguales puedes afectar el desempeño de tu vehículo y comprometer tu seguridad. (I)