Portoviejo

Siete locales han sido asaltados en los quince días de este mes de junio, según Fabricio García, uno de los comerciantes que la mañana de este martes realizaron una protesta y marcha hacia el edificio de la Gobernación de Manabí para exigir mayores garantías a sus negocios y propiedades.

Varios comerciantes que tienen sus negocios en el sector, que tras el terremoto del 16 de abril de 2016 fue considerado como zona cero, salieron a protestar y realizar una caminata solicitando mayor control a la Policía y la Gobernación de Manabí, sobre todo en horas de la madrugada, cuando se han producido los atracos.

José Luis Muñoz, uno de los comerciantes de la avenida Manabí, señaló que a su local ingresaron antisociales, pero que la alarma provocó que se retiraran sin lograr el objetivo de robar.

“Los comerciantes solo sentimos que tenemos deberes con el Municipio, el IESS, SRI, Ministerio de Trabajo y hasta con contratistas; pero, en cambio, el Estado no nos garantiza nuestro derecho principal, como es la seguridad. Uno se pierde en una maraña de denuncias, de meter abogados, de meter gastos cuando hay un robo. Nadie nos vigila y nadie nos protege”, relató Muñoz.

García indicó que le propusieron a Juan Francisco Núñez, gobernador de Manabí, que la Unidad de Vigilancia Comunitaria (UVC) móvil de la Policía Nacional se mantenga las 24 horas realizando controles en la zona de los comerciantes que decidieron reactivar el sector, pese a que aún no ha tomado el ritmo de años atrás.

“Nos sentimos desprotegidos. Nos han robado en siete locales en los últimos quince días, no vemos reacción de autoridades y de quienes deben velar por nuestra seguridad”, declaró García.

Muñoz señaló que en algunos casos es común ver a individuos que en horas de la madrugada deambulan en bicicletas para meterse en algunos locales comerciales. (I)