El Comité de Operaciones de Emergencia (COE) cantonal de Lago Agrio, en la provincia de Sucumbíos, resolvió autorizar la apertura de varias actividades, como las deportivas, turísticas y gastronómicas, a partir de la finalización del estado de excepción y el toque de queda que rige hasta las 23:59 de este jueves 20 de mayo.

Los gimnasios, las prácticas deportivas, lugares de reuniones, piscinas, playas, balnearios y parques podrán abrir hasta las 21:00, con un aforo del 50%, aplicando las medidas de bioseguridad.

Los locales de diversión nocturna, como bares, cantinas, discotecas, karaokes, night clubs seguirán cerrados, y se mantiene la prohibición de expender y consumir bebidas alcohólicas en toda la jurisdicción cantonal.

“Con el mayor respeto del mundo, el COE nacional lo que ha hecho es lavarse las manos como siempre lo ha hecho. Ya dijeron ‘ahí vean los COE cantonales qué hacen’, y ese ha sido el comportamiento del Gobierno en toda la emergencia sanitaria”, cuestionó el alcalde Abraham Freire.

El galeno Fernando Salazar, director del hospital provincial Marco Vinicio Iza, informó que las restricciones aplicadas durante el estado de excepción ayudaron a bajar el ingreso de pacientes de COVID-19 a la casa de salud. Al cierre del informe, existían cero personas en sala de captación, 16 pacientes en sala de hospitalización y 5 en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). Quince días atrás, la sala de hospitalización tenía 45 pacientes y el área de UCI tenía 18.

El número de fallecidos también decreció estas últimas semanas. Solo en abril de 2021 se produjeron 48 decesos por COVID-19; en mayo bajaron a 23, indicó Salazar. (I)